El bullying al descubierto

Escrito por eric oropeza
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Descubre qué es el bullying, averigua si tu hijo es víctima y qué hacer ante este nuevo mal del siglo XXI.

El bullying al descubierto
Un estudio realizado por la Secretaría de Educación Pública y la UNICEF en México arrojó que el 90% de los niños que cursan la educación secundaria en este país han sufrido algún tipo de violencia. (Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

“Estoy luchando para permanecer en este mundo, porque todo lo que me sucede, me ‘toca’ tan profundamente. Estoy haciendo esto para ser una fuente de inspiración y demostrar que puedo ser fuerte".

— Amanda Todd, 15 años. Creadora del video de Youtube “Mi historia: la lucha, la intimidación autolesiones y suicidio”.

Es bien sabido que durante la época de la secundaria y la preparatoria, los adolescentes son bastante crueles con sus compañeros más "indefensos", quienes son el blanco perfecto para convertirse en víctimas de apodos o sobrenombres, riñas y hasta acosos. Pero de algunos años para acá este fenómeno se ha incrementado a niveles verdaderamente alarmantes; tanto así, que la palabra "bullying" se vuelve cada vez más familiar en los hogares y temas de conversación de las familias. Este tema se trata ante diversas autoridades escolares y de gobierno alrededor del mundo. ¿Quieres saber en qué consiste, y qué puedes hacer al respecto? Sigue leyendo.

¿Qué es el bullying?

El bullying al descubierto
Aunque se pudiera pensar que son los varones quienes más realizan este tipo de prácticas, actualmente es común ver que las chicas también lleven a cabo el bullying sobre otras mujeres. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

En países como Europa el término no es nuevo ya que la palabra es de origen holandés y significa "acoso". Fue introducido por Dan Olweus en los años 70 al realizar un exhaustivo estudio sobre violencia escolar en Noruega. A raíz de éste, se logró introducir un sistema de normas anti-violentas en las escuelas de esa nación.

El bullying se define como la violencia física, verbal o psicológica que ejerce el agresor, o bully, sobre una persona vulnerable --a veces vista de los demás, o a veces a solas. Las conductas manifestadas por el bully no se refieren simplemente a un empujón o un insulto dentro o fuera del salón de clases. Se refieren a golpes constantes, agresiones verbales muy fuertes, rechazos marcados, hasta posiblemente llegar al abuso sexual. En otras palabras, el bullying va más allá de la agresión "normal" que se da entre chicos de edad temprana.

Generalmente el bully o agresor suele manifestar una conducta tranquila ante los padres y maestros, pero cuando llega la hora del recreo o de salida, éste desata toda su violencia sobre el agredido. Es más común encontrar este tipo de prácticas en la escuela, pero también pueden aparecer en el hogar por parte de los padres (sobretodo en el aspecto psicológico) sin que éstos se den cuenta de que lo están practicando. Frases como: "eres un tarado", "no sirves para nada", "estás muy gordo(a)", "eres un mariquita", entre otras más, son enunciados que pueden resultar inofensivos para los papás pero a que la larga traen repercusiones negativas en la autoestima de cualquier adolescente.

¿Cómo se clasifica?

El bullying al descubierto
El bullying psicológico es uno de los que más secuelas puede dejar en la víctima, debido a que muchas veces los daños en la autoestima del agredido pueden ser irreversibles. (Creatas/Creatas/Getty Images)

El bullying no sólo se manifiesta a través de peleas fuertes donde hay sangre. Debido a la variedad de clasificaciones, los expertos ya lo han catalogado en tipologías muy particulares.

Dentro de las clasificaciones se puede destacar el bullying sexual. Éste se manifiesta a través de asedio o inducción a tener relaciones sexuales con el bully para dejarlo nuevamente tranquilo o hasta abuso sexual forzado (violación).

También existe el bullying de tipo exclusión social, que es cuando la víctima es abiertamente rechazada de un grupo de amigos o compañeros de la escuela. Éste se puede reconocer a través de expresiones como: "con nosotros no se juntan los perdedores", "este grupo no acepta a nerds", "aquí no nos llevamos con idiotas", etc. por mencionar algunos ejemplos.

Otra de las formas del bullying es del tipo verbal que se puede notar con insultos fuertes y menosprecio. Aquí el bully no lo hace frente a frente a su víctima cuando está sola, lo lleva a cabo cuando tiene público para que se pueda notar quién "manda" en ese salón o escuela, y así ganarse el respeto de todos los demás a cuesta de otra persona.

Una de las clasificaciones de bullying más fuertes, y más difíciles de percibir a simple vista, es el psicológico. Éste se muestra mediante chantajes, manipulaciones, intimidación e incluso amenazas, y se puede identificar a través de expresiones como: "si no haces esto le diré a toda la escuela que...", "tendrás que darme dinero si no quieres que te golpee", "si le dices algo a la maestra te irá muy mal", etc.

Por último, el tipo de bullying que todo mundo conoce y se puede notar fácilmente es el físico. Consiste básicamente en golpizas, patadas, jalones de cabello, cachetadas, entre otras más.

Anteriormente se pensaba que esto sólo pasaba en el espacio físico de la escuela, pero actualmente la situación ha cambiado con la popularidad que han adquirido las redes sociales. Ahora se ha desarrollado una nueva forma de bullying catalogada como cyber-bullying, la cual consiste en acosar a la víctima a través del Internet y sus redes sociales, dejándoles mensajes ofensivos, publicando algún video del agredido en situaciones desagradables, o incluso hasta creando páginas de "fans" burlándose de la persona, lo cual expone a la víctima a un temor generalizado las 24 horas del día.

Cómo saber si tu hijo sufre de bullying

El bullying al descubierto
Existen casos muy graves de bullying alrededor del mundo, los cuales han traído consigo consecuencias fatales como el suicidio de estudiantes. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Existen algunos signos muy visibles en los niños que son víctimas del bullying. Más que identificar los síntomas, es de vital importancia que en todo momento trates de mantener una comunicación abierta y basada en la confianza para que así tus hijos, si llegan a atravesar por esta situación, puedan acercarse a ti a pedir ayuda.

Generalmente muestran cambios radicales en su conducta. De repente, se pueden mostrar agresivos con sus padres y maestros sin causa aparente. Suelen poner algunos pretextos para no asistir a la escuela o no participar de los eventos en la misma. Su rendimiento escolar empieza a bajar considerablemente. Sin motivo aparente, el agredido comienza a pedir más dinero de lo normal o pierde algunas de sus posesiones. En algunos casos pueden presentar marcas de golpes o moretones en el cuerpo, pero cuando se le pregunta la causa de los mismos, tienden a mentir argumentando que se cayeron, lastimaron o pegaron con alguna puerta.

Si identificaste alguna de estos en tu hijo, posiblemente esté sufriendo bullying, y debes poner mucha atención porque las consecuencias pueden ser muy graves. Algunas de las más frecuentes son: una baja autoestima, desmotivación completa por todas las actividades que le rodean, problemas psicosomáticos, depresión, ansiedad y hasta pensamientos suicidas.

Consejos y advertencias

  • Es muy importante que no menosprecies lo que tus hijos te dicen o que finjas que les pones atención y que por dentro pienses "eso es normal en todos los adolescentes, no pasa nada" porque las consecuencias podrían ser muy graves. Es básico que si ellos te dicen algo o notas un cambio en su conducta como los descritos anteriormente, trates de acercarte lo más que puedas sin que se sientan intimidados o que invades su espacio. Recuerda que no debes regañarlo por este tipo de situaciones, pues lo único que conseguirás es que se aleje de ti y se sienta solo. Considera acercarte a la escuela y platicar con el profesor de tus hijo para que te cuente cómo se comporta durante las clases, y si nota algo distinto comentándole lo que te ha dicho tu adolescente. Si sientes que el profesor no te hace suficiente caso, no olvides que dentro de los departamentos gubernamentales de educación de cada país ya existen comisiones destinadas a combatir este tipo de prácticas que te ayudarán a resolver el problema como debe de ser. Lo básico es que tus hijos no se sientan solos ante una adversidad como ésta, y que sepan que en todo momento pueden contar contigo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles