Cómo hacer una cabecera con repisas

Escrito por matt scheer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Una cabecera se coloca en una cama detrás de las almohadas. Algunas se encuentras fijadas al marco de la cama; otras lo están a la pared. Las cabeceras están diseñadas por funcionalidad o diseño (algunas veces ambas). Una cabecera con repisas encaja en las dos categorías. Se posicionan por encima de la cama y pueden ser utilizadas como mesas de noche. Puedes colocar tus libros, una lámpara, un reloj despertador, entre otros objetos, y los podrás tomar con tan solo estirar tu brazo. Las repisas son simples de transformar en cabeceras.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una cinta de medir
  • Un nivel
  • Tablones de madera
  • Lija de madera 220
  • Un trapo húmedo
  • Sellador para madera
  • Una brocha
  • Pintura
  • Un taladro
  • Un martillo
  • Taquetes
  • Soportes ocultos para repisas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Decide el lugar en el que quieres colocar las repisas por encima de la cama. Puedes colocarlas en el lugar que quieras, pero asegúrate de que puedes levantarte de la cama sin golpearte la cabeza con ellas. También decide el número de repisas que quieres y su posición en la pared.

  2. 2

    Utiliza un nivel y un lápiz para trazar una línea en los lugares en que van a ser colocadas las repisas.

  3. 3

    Compra tablones de madera del alto y grosor que quieras que tengan las repisas. Córtalas del largo que desees y córtalas con una sierra de mano.

  4. 4

    Lija la madera. Especialmente las orillas que cortaste con la sierra. Cuando estén suaves, límpia la madera con un trapo húmedo.

  5. 5

    Colócale sellador a la madera. Lee las etiquetas para saber qué producto es el indicado para utilizar en este tipo de material. Algunas etiquetas especifican los materiales con los que pueden ser utilizados. Espera a que la madera se seque.

  6. 6

    Pinta la madera del color que hayas elegido para la repisa. Espera a que se seque. Si el color se ve muy delgado o se trasluce la madera, aplica otra capa.

  7. 7

    Coloca los soportes ocultos en las líneas que dibujaste en la pared. Marca los agujeros en los que colocarás los tornillos.

  8. 8

    Si el agujero lo harás en una pared de yeso, coloca un taquete con ayuda de un martillo. Coloca en reversa el taladro para retirar el tornillo en el taquete.

  9. 9

    Coloca la broca en la línea de la pared y realiza los agujeros. Coloca los tornillos en ellos. Asegúrate de que se encuentren firmes (hasta que ya no puedas girarlos).

  10. 10

    Inserta el extremo posterior de la plataforma en el soporte.

Consejos y advertencias

  • Compra un soporte escondido que cuente con un canal de la altura apropiada para la repisa que elegiste.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles