Cómo hacer cachas de revólver

Escrito por jerry garner | Traducido por jane doe
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer cachas de revólver
Cachas de revólver.

Hay un número de razones por las que alguien desearía hacer sus propias cachas para revólver. Tal vez las tuyas estén hechas de plástico y prefieres madera, o tal vez estén gastadas y resquebrajadas. Pueden incluso estar en perfecto estado, pero deseas algo más personalizado que las cachas estándar que el fabricante puso en miles de otros revólveres. No importa tu razón, es muy posible hacer las tuyas en casa. Todo lo que necesitas es una mano firme y unas pocas herramientas básicas, y tendrás las cachas personalizadas de revólver de tus sueños antes de saberlo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un revólver
  • Un trozo de madera
  • Una pistola
  • Una sierra flexible (sierra de vaivén, segueta, etc)
  • Una lima
  • Papel de lija de grano 220
  • Un pinza en forma de C
  • Una tabla o mesa de trabajo
  • Un taladro o taladradora hidráulica
  • Una broca de taladro de 5/32'' (4 mm)
  • Una broca de taladro de 1/8'' (3,5 mm)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Escoge tu madera. Un buen juego de cachas de revólver siempre comienza con un trozo de madera de calidad. Deberías comenzar con un bloque de madera que sea al menos de 5/8'' (16 mm) de grosor. La madera debería tener un lado plano y un tanto liso. Si tu bloque es demasiado áspero, usa un cepillo de carpintero o una lijadora de banda para disminuir los bordes ásperos.

  2. 2

    Traza tus cachas originales. Remueve las viejas del revólver y colócalas sobre el bloque de madera en un ángulo que te permita capturar el veteado de madera que desees. Colócalas sobre el viejo trozo de madera y usa un lápiz para trazar su contorno. Si estás restaurando un revólver que no tenía cachas originales, deberás suplir esto colocando la empuñadura desnuda sobre la madera y trazando un contorno alrededor de ella. Si usas madera oscura, puede ser útil usar un lápiz plateado para tu trazado. También recuerda que deberías dejar un poco de espacio extra cuando traces tu contorno. Hará que sea más sencillo realizar los pasos posteriores.

  3. 3

    Recorta cuidadosamente el modelo que acabas de trazar sobre el bloque de madera. Necesitarás usar una sierra con una hoja flexible de modo que puedas hacer cambios en ángulos agudos. Si tienes un taller de carpintería, usa una sierra de vaivén o una sierra de sable para hacer tus cortes. Si no tienes un taller, puedes comprar una segueta de mano en tu ferretería local.

  4. 4

    Usa una perforadora para quitar el pasador cilíndrico del marco de la empuñadura en tu revólver. De este modo tendrás una superficie plana contra la cual colocar tu madera mientras estás fabricando tus cachas de revólver.

  5. 5

    Usando una lija, crea una pequeña depresión en tus nuevas cachas, sobre el área en donde chocan contra la placa de refuerzo de la estructura de la empuñadura. Esto permitirá que se superpongan a la placa y se deslicen limpiamente en su sitio. Una vez hecho esto, colócalas contra la unión en la parte superior del marco de la empuñadura de tu revólver. Querrás que esto calce de modo muy justo, así que puedes necesitar lijar y luego intentar de nuevo. Cuando consigas que el ángulo de tus cachas calcen perfectamente en el ángulo del marco de la empuñadura, usa papel de lija de grano 220 para hacer un poco de lijado como terminación para limpiar los bordes de esta sección.

  6. 6

    Taladra un agujero para el pasador cilíndrico. Para hacerlo, usa una pinza en forma de C para sostener firmemente un lado de las cachas del revólver en su sitio sobre el revólver, en la posición correcta en la que finalmente quedarán. Coloca una broca de 5/32'' a tu taladro, o mejor aún, a tu taladro eléctrico (si tienes uno disponible). Querrás colocar la broca de modo que atraviese el agujero para el pasador cilíndrico que quitaste en el Paso 4, y perfore la madera de tus nuevas cachas. No taladres completamente. Sólo necesitas un agujero superficial, suficiente como para que el pasador se deslice dentro de él, así que no debería ser de una profundidad de más de 1/16 de pulgada (1,6 mm). Luego de haber realizado el primer lado de las cachas del revólver, quítala, sujeta el otro lado con tu pinza y taladra el otro lado exactamente del mismo modo.

  7. 7

    Coloca de nuevo el pasador cilíndrico momentáneamente, y desliza las cachas del revólver en su sitio, un lado a la vez. Mientras lo haces, usa tu lápiz para marcar el exceso de madera que continúe colgando de la culata de las cachas, de modo que sepas en dónde hacer un corte final en este lado. Luego de marcar un lado, quítalo y sujeta el otro lado.

  8. 8

    Quita el exceso de madera de la culata de las cachas. La mayoría de la gente corta generalmente en un ligero ángulo, y luego lo lija hasta alisarlo con papel de lija de grano 220. Si quieres que esté en ángulo, el mejor corte es uno de 60 grados. Esto te ayudará a tener una cacha suave y redondeada cuando llegues a la etapa final.

  9. 9

    Taladra un aguejro para los tornillos. Usando las cachas originales como guía, mide y marca una ubicación en un lado de tus nuevas cachas para taladrar el agujero para los tornillos que las mantenga aseguradas al revólver. Luego de haber marcado la ubicación, sujétala contra el marco de la empuñadura del revólver y revisa todo de nuevo de modo cuidadoso. Querrás asegurarte de que has marcado una posición en donde puedas insertar un tornillo sin que interfiera con el resorte dentro del marco de la empuñadura. Si el resorte no resulta impedido, puedes continuar y taladrar tu agujero. Usa una broca de 1/8'' y taladra el agujero atravesando toda la cacha. Puedes luego sujetar con pinzas ambas mitades de las cachas entre sí y taladrar a través del agujero, continuando a través de la segunda cacha también, resultando en un agujero que atraviese completamente ambas.

  10. 10

    Recorta el exceso de madera que permanezca en los bordes. Lo que necesitas hacer es sostener las cachas, una a la vez, en su posición contra el marco de la empuñadura, y luego usar tu lápiz para trazar una línea que muestre en dónde termina el borde del marco sobre la madera. Traza este modelo tanto en la parte inferior del marco de la empuñadura como en la parte superior. La culata ya ha sido recortada en un paso previo. Luego usa tu sierra para recortar cualquier exceso de madera, llegando hasta la línea que trazaste, pero no atravesándola.

  11. 11

    Mide el arco de tu culata. Este es un paso complicado para explicar en texto, así que usa tus cachas originales para ayudarte a que te guíe a través de los diferentes niveles de grosor. Si miras las originales, notarás que su parte superior, cerca del percutor, es mucho más delgada que la madera cerca de la culata. Por lo tanto, necesitamos rebanar un trozo en ángulo de las nuevas cachas para que coincidan con estos requisitos de diferentes grosores. Si tus viejas cachas se sentian demasiado gruesas o pesadas, este es el momento de cambiar eso. También marca el grosor que deseas en la mitad frontal, cerca del percutor, y luego dibuja una línea para conectarlos. La página de Tony Tinhorn tiene una buena ilustración en fotos acerca de cómo realizar este corte.

  12. 12

    Alisa las cachas. Deberían comenzar a parecerse a cachas reales de revólver en esta etapa, aunque aún se ven un poco cuadradas. Usa una lijadora de mano para comenzar a redondear los bordes. Una lijadora de mano de banda, de disco, de tambor o herramienta dremel funcionan de modo genial para este trabajo. Líjalas hasta que todas las esquinas rectas se hayan transformado en suaves curvas que fluyen. También notarás que el grosor de las cachas disminuye para asemejarse mejor a las cachas originales del revólver. La idea en esta etapa no es realmente perfeccionar las cachas, sino hacer que estén cerca de ello. Todavía quedan más toques de terminado.

  13. 13

    Añade los escudos a tus cachas de revólver. Los escudos son pequeñas piezas de latón que van dentro del agujero que taladraste en el Paso 9. Tienen regularmente un diámetro de 1/4 de pulgada (6,35 mm) con una profundidad de 3/16'' (4,76 mm) para colocar en el agujero que taladraste. El escudo para un lado de las cachas tendrá un agujero para tu tornillo, mientras que el escudo para el otro lado tendrá una rosca. Los escudos deberían calzar justo en el agujero que taladraste en tus cachas, pero nunca está de más añadir una pequeña gota de cola de carpintero, sólo para asegurarte de que mantengan su calce justo.

  14. 14

    Coloca las cachas de nuevo sobre el revólver y ajusta el tornillo a través de los escudos para asegurarte de que todo justa bien. Analiza las nuevas cachas con cuidado. Si hay algún área en donde se extiendan más allá del marco de la empuñadura, marca el área con un lápiz, luego quita las cachas y lija suavemente la superficie hasta la línea. Si no se necesitan más pulidos, procede al siguiente paso.

  15. 15

    Termina tus cachas de revólver. Hay un número de opciones para terminar tus cachas. Puedes dejarlas en su estado natural o puedes aplicar cualquier número de aceites, barnices o tinturas a la madera como modo de mejorar su apariencia. Probablemente debas considerar aplicar algún tipo de capa transparente al menos, sólo para proteger la madera a la que dedicaste tanto tiempo para transformar en un juego de cachas de revólver.

Consejos y advertencias

  • Siempre quita las cachas del revólver antes de hacer cualquier cosa descrita en estos pasos. No sólo es una cuestión de seguridad básica, sino que también evitará que marques, manches o dañes de otro modo el metal de tu revólver.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles