El café y la impotencia

Escrito por lyn michaud | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El café y la impotencia
El consumo de café se correlaciona con la impotencia de moderada a completa. (coffee in coffee image by Maria Brzostowska from Fotolia.com)

Los términos impotencia y disfunción eréctil significan lo mismo e indican la participación de procesos bioquímicos en el cuerpo cuyos fines son lograr y mantener una erección. Mientras que las causas de la impotencia varían, un estudio de hombres en Pakistán, Nigeria y Egipto demostró que el consumo de café y cafeína se correlaciona con la disfunción eréctil de moderada a severa. Los autores del estudio indican resultados similares en Brasil en un estudio realizado por la compañía farmacéutica Pfizer, aunque, en el mismo estudio, Japón, Malasia e Italia no informaron una correlación parecida.

Otras personas están leyendo

Impotencia/Disfunción erectil

La disfunción eréctil significa la incapacidad para lograr una erección o para mantenerla el tiempo suficiente como para tener relaciones sexuales. El proceso complejo de la erección se inicia en el cerebro, el sistema nervioso envía el mensaje, se incrementa el flujo sanguíneo hacia el pene para llenar los tejidos eréctiles y las venas, dejando al pene cerrado para mantener la sangre en el tejido eréctil. La interferencia en cualquier punto de este proceso hace que se produzca la disfunción eréctil.

Causas de la impotencia

El daño de las células o tejidos del pene hace que disminuya el flujo sanguíneo a través de las arterias que le suministran la sangre al pene o que se pierda la capacidad de impedir que la sangre fluya por las venas de regreso a la circulación general. Entre las enfermedades que afectan la habilidad de tener una erección se incluyen las cardíacas, la elevada presión sanguínea, la diabetes, la insuficiencia renal, la apoplejía, la esclerosis múltiple y la depresión. La acción de los medicamentos para tratar las enfermedades del corazón y aquellas que afectan al sistema nervioso central también pueden interferir con la erección. Las sustancias químicas del alcohol, la nicotina, la cocaína y la heroína provocan impotencia.

Prevalencia de la disfunción eréctil

La investigación sobre la prevalencia de la disfunción eréctil se basa en las encuestas que le preguntan a los hombres acerca de ello y en los factores sociales y de la salud vinculados, pero la visión general de la Organización Mundial de la Salud demuestra diferencias marcadas entre los estudios. El Estudio de Envejecimiento Masculino de Massachusetts mostró que el 31 por ciento de los hombres con una edad promedio de 62 sufría una disfunción eréctil de moderada a completa. Una encuesta en Pakistán, Nigeria y Egipto informó que 10,2 por ciento de los hombres entre las edades de 35 y 39 tenían una disfunción eréctil de moderada a completa y 55,5 por ciento de los hombres de entre 60 y 70 se encontraban en la misma situación. La Encuesta de la Salud Masculina de Canadá y cinco países europeos informaron sólo sobre la disfunción eréctil completa que padecía un 5 por ciento de los hombres de 40 años y un 15 por ciento de los hombres de 70. Independientemente del estudio, la prevalencia de la disfunción eréctil incrementa con la edad.

Los efectos del café y la cafeína

El café actúa en el metabolismo del cuerpo y estimula el sistema nervioso central. La cafeína y el café inhiben los neutransmisores de adenosina y benzodiacepina y provocan cambios en otros químicos de señales producidos en el cerebro. El café puede incrementar el estado de alerta, la memoria a corto plazo y el tiempo de reacción y actúa como estimulante para reducir la fatiga y mejorar el estado de ánimo. Beber demasiado café puede generar jaquecas, afectar los patrones de sueño, incrementar el comportamiento relacionado a la tensión nerviosa y aumentar la frecuencia cardíaca.

El café y la impotencia

No se ha estudiado clínicamente la impotencia relacionada al consumo de café. La encuesta realizada en los hombres de Pakistán, Nigeria y Egipto indica que hasta el doble de la cantidad de hombres que beben bebidas que contienen cafeína presentan impotencia de moderada a severa. En teoría, el uso elevado de cafeína podría hacer que las glándulas suprarrenales produzcan cantidades excesivas de cortisol para lidiar con la estimulación adicional del sistema nervioso central que genera estrés. El funcionamiento en exceso de las glándulas suprarrenales implica una capacidad reducida para producir las hormonas que se necesitan para que la respuesta sexual provoque la erección.

Consumo seguro de café

Parte del motivo de la popularidad del café y otras bebidas que contienen cafeína es la diversión, así que recomendar eliminarlo de la dieta quizás no sea la solución. Según "Nursing Standard", menos de 400 mg de cafeína por día es un límite seguro para la gente saludable. Seis onzas (170 g) de café contienen variadas cantidades de cafeína, desde 40mg a 180mg, siendo el café preparado el que tiene la mayor cantidad, el café instantáneo cantidades moderadas y el café descafeinado pequeñas cantidades. Los pacientes que requieren límites en la cafeína basados en problemas de la salud, como la alta presión sanguínea, deberían seguir las recomendaciones de su médico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles