Caída de la presión sanguínea después del ejercicio

Escrito por chris dinesen rogers | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Caída de la presión sanguínea después del ejercicio
(Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

La actividad física te da el poder de controlar tus riesgos de enfermedades crónicas, como de corazón. La Asociación Americana de Corazón recomienda incluir el ejercicio dentro de tus actividades regulares como medio de prevenir y tratar la presión sanguínea alta. El ejercicio logra varias cosas que contribuyen a bajar la presión sanguínea, como medida a corto plazo o plan para controlar la presión durante mucho tiempo.

Otras personas están leyendo

Adaptarse al ejercicio

Cuando haces ejercicio, tu cuerpo responde adaptándose a tu actividad de formas que la hacen más eficiente para conservar energía. Los cambios en el sistema cardiovascular bajan la presión a través de adaptaciones en los vasos sanguíneos y el corazón. Las arterias se vuelven más flexibles con entrenamientos regulares, ayudando a prevenir el daño causado por la presión alta. El corazón se hace más fuerte para mandar más oxígeno a las células. El resultado es que trabaja con menos dificultad, causando una bajada en la presión. La Clínica Mayo estima que el ejercicio regular baja tu presión sanguínea a 9 milímetros de mercurio, o 9mmHg.

Tipos de ejercicio

La reducción en la presión sanguínea ocurre en entrenamientos de fortaleza o de resistencia. Un estudio del 2005 de la Universidad Católica de Leuven en Bélgica encontró que el entrenamiento de fortaleza baja la presión en reposo casi 7mmHg en los participantes hipertensos. El entrenamiento producía resultados similares. Aunque un ejercicio regular es ideal, puedes experimentar los beneficios de una bajada en la presión después de un solo entrenamiento. Los efectos pueden durar todo el día, haciendo que el argumento de incluir actividad física la mayoría de día de la semana sea más convincente.

¿Cuánto ejercicio?

El Centro de Política de Nutrición y Promoción USDA recomienda que los adultos hagan ejercicio 150 minutos a la semana para un mantenimiento general. Puedes incrementar los beneficios saludables elevando el tiempo a 300 minutos por semana. La clave es hacer ejercicio como parte regular de tu rutina. Se recomienda distribuir el tiempo por toda la semana.

Beneficios

Uno de los llamativos beneficios de hacer ejercicio para bajar la presión sanguínea es que proporciona una forma natural de controlar tu estado de salud. Puedes encontrar que tus entrenamientos regulares mantienen la presión a raya, de modo que puedes evitar tomar medicamentos para ello. Puedes olvidarte de los efectos secundarios desagradables de algunas medicinas, como las náuseas y las molestias gastrointestinales. El ejercicio también reduce tu riesgo de desarrollar otros problemas de salud, como la diabetes y la demencia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles