Caja fuerte a prueba de fuego hecha en casa

Escrito por cathleen anderson | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Caja fuerte a prueba de fuego hecha en casa
Protege tus objetos de valor con una caja fuerte a prueba de fuego de fabricación casera. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Nadie quiere pensar en un incendio atacando su casa. Sin embargo, preparar un plan para mantener tus documentos importantes y otros artículos a salvo es imprescindible. La compra de una caja a prueba de fuego puede ser algo costoso. Sin embargo, hay varias otras opciones para la protección de tus objetos de valor. Es importante elegir una y actuar por si acaso sucede lo impensable.

Otras personas están leyendo

Contenedores

Elige un recipiente a prueba de fuego para tu provisional caja de seguridad, el que puede ser un recipiente de aluminio anti-óxido como, por ejemplo, una caja de herramientas. Seleccionar algo que sea resistente al agua es crucial. Coloca los objetos de valor en el interior de una bolsa de plástico con cierre de modo que se mantenga limpia y libre de humedad. Cierra el recipiente y coloca la llave en un lugar muy práctico que sólo tú conozcas o mantenla junto a las llaves del coche. Ten una llave de repuesto en otro lugar.

Ubicación

Selecciona un lugar seguro y a prueba de fuego para guardar tu caja fuerte. Los refrigeradores y congeladores tienden a sobrevivir a los incendios. Almacena tu contenedor discretamente, como en el interior de la gaveta de la nevera o en un estante bajo. Otras alternativas incluyen la opción de enterrar los contenedores en tu patio trasero o hacer un agujero en el suelo de cemento de tu sótano para crear un escondite. Ocultar tu caja fuerte en el sótano es una buena opción porque como el humo y el calor suben será el área más protegida.

Seguridad

Mantén tu caja fuerte segura limitando el número de personas a las que les cuentas de su existencia. Al guardar tu caja fuerte casera, trata de ser discreto. No coloques el contenedor de almacenaje en un lugar donde parezca fuera de lugar. Si utilizas un refrigerador para ocultar tus objetos de valor, usa un recipiente que sea congruente con los objetos que encuentras allí como, por ejemplo, un envase de cartón de leche vacío o un recipiente de plástico para alimentos.

Mantenimiento

Recuerda revisar en tus objetos de valor guardados. Cualquiera que sea el recipiente que hayas elegido, el mantenimiento adecuado es importante para su seguridad continua. Abre la caja una vez al mes para ver si hay alguna acumulación de humedad o si alguna parte del sistema ha fallado para que puedas tomar una decisión rápida para proteger tus objetos de valor. La humedad se puede acumular y crear moho, lo que puede arruinar los documentos de papel. Añade sacos desecantes, que se pueden adquirir en centros ferreteros, a la caja para absorber la humedad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles