¿Las calcificaciones en los senos significan cáncer?

Escrito por contributing writer | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Las calcificaciones en los senos significan cáncer?
Las calcificaciones en los senos no necesariamente significan cáncer. (Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images)

La mayoría de las veces, las calcificaciones de mama no significan cáncer. El Centro Médico del Pacífico de California dice que la mayoría de las calcificaciones en la mama son benignas y se componen de pequeños depósitos de calcio, en comparación con las células cancerosas. Sin embargo, las calcificaciones mamarias aún deben ser evaluadas porque en algunos casos, pueden ser indicativos de una forma muy precoz del cáncer de mama, que por lo general se puede tratar con éxito. Generalmente pueden ser detectadas por el tacto y también pueden ser identificadas en una mamografía, donde aparecen como manchas blancas.

Otras personas están leyendo

Tres clasificaciones para las calcificaciones

Hay tres tipos diferentes de calcificaciones en la mama, y sólo una de las tres posibilidades es indicativo de cáncer. El primer tipo es la calcificación benigna, y de acuerdo con el California Pacific Medical Center, este es el tipo más común de la calcificación. Cuando una calcificación es benigna, el curso normal de acción es seguir vigilando con mamografías de rutina. El segundo tipo de calcificación se refiere a una calcificación probablemente benigna. Esto significa que hay una probabilidad de menos del 2 por ciento de que la calcificación es indicativa de, o se convertirá en cáncer de mama. El tercero y último tipo de calcificación es una calcificación sospechosa. Incluso las calcificaciones sospechosas no significan necesariamente cáncer, una biopsia se debe realizar para determinar si la calcificación es una forma temprana de cáncer de mama. De acuerdo con el California Pacific Medical Center, sólo uno de cada cuatro a cinco pacientes con calcificaciones sospechosas en realidad tienen cáncer de mama y el cáncer sigue siendo generalmente muy temprano.

Cómo determinar si la calcificación es cáncer

Después de descubrir una calcificación, un médico la clasificará uno de los tres grupos anteriores utilizando una serie de pruebas. Los rayos X se pueden usar para determinar la forma, tamaño y cantidad de las calcificaciones. La página web de la Universidad de Cincinnati NetWellness ofrece pautas para ayudar a determinar si una calcificación es cáncer. Las benignas, no cancerosas son generalmente grandes trozos, que son visibles y que no encajan en los conductos mamarios. Las microcalcificaciones, pequeñas manchas en los conductos del seno, tienen más probabilidades de ser indicativos de cáncer o ser pre-cancerosas. Si aparecen racimos de microcalcificaciones, o si aparecen dentro de un pecho solamente, las posibilidades de que sean pre-cancerosas es mayor. Una biopsia con aguja o una biopsia quirúrgica también puede ser necesaria para extraer células de la calcificación con el fin de evaluarlas en el microscopio para verificar la presencia de células anormales que indican cáncer.

Causas no cancerosas de las calcificaciones

El envejecimiento es una causa importante de las calcificaciones mamarias. Los trastornos o afecciones óseas son otras. Cuando una persona envejece, el calcio de los huesos tiende a romperse y dejar los huesos. Al hacerlo, puede llegar a ser depositado en otras partes del cuerpo. Al ser depositado en el pecho, pueden ocurrir estas calcificaciones mamarias.

Monitoreo de calcificaciones

Las calcificaciones benignas no necesitan ser monitoreadas. No van a cambiar de benignas a malignas. Si una calcificación es cáncer, o maligna, siempre será canceroso y sólo se volverá más peligrosa a medida que crece. De acuerdo con el California Pacific Medical Center, aunque el riesgo de calcificaciones benignas posiblemente sea cáncer es menos de 2 por ciento, estas calcificaciones posiblemente benignas deben todavía ser monitoreadas. La calcificación se puede controlar con una mamografía, pero la frecuencia de éstas se debe aumentar de cada año a cada seis meses. Si no se observan cambios en la calcificación dentro de un periodo de un año, los pacientes pueden volver a su mamografía anual programada.

Factores en la dieta

Los suplementos dietéticos y de calcio no causan calcificaciones, ni tampoco un exceso de calcio en la dieta. La terapia hormonal no es tampoco una causa. La pérdida de hueso es la explicación más común, pero no hay ninguna razón clara por qué algunas mujeres tienen calcificaciones y otras no.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles