¿Cómo calcular el contenido de alcohol con un densímetro?

Escrito por contributing writer | Traducido por carlos f. fava

El densímetro es el mejor amigo del cervecero. Este dispositivo simple, un tubo de vidrio soplado con un peso, permite al fabricante de cerveza calcular la densidad relativa del alcohol en el producto durante el proceso de elaboración, lo cual es de una importancia fundamental para obtener un buen resultado. Aunque el densímetro es simple en teoría, requiere de una delicada y cuidadosa aplicación para conseguir una lectura correcta.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Asegúrate de utiliza un densímetro que se ajuste a tus necesidades. Debe poseer una escala de medición que sirva para tu producto. Puedes elegir uno que mida no solo la densidad específica sino también el "alcohol potencial" y el contenido de azúcar. La mayoría de los densímetros están calibrados a una temperatura de 59ºF (15ºC), por lo que deberás realizar algunas correcciones a tu medición final para compensar la diferencia de la temperatura ambiente.

  2. 2

    Limpia y esteriliza cuidadosamente el densímetro, el recipiente en dónde irá la preparación y cualquier instrumento que pueda entrar en contacto con el líquido (sifón, gotero, etc.) Luego, coloca el recipiente sobre una superficie plana.

  3. 3

    Elige una muestra de la preparación que no contenga partículas sólidas (para conseguir una lectura precisa) y permite que el líquido alcance la temperatura ambiente. Luego llena el recipiente con solo la cantidad justa de líquido para que el densímetro flote libremente. Viértelo lentamente y revuélvelo de manera suave para evitar la formación de burbujas.

  4. 4

    Sumerge el densímetro cuidadosamente en la preparación. Al soltar el aparato, dale un pequeño giro para que se desprendan las burbujas que pueden haber quedado en el fondo. Asegúrate de que el densímetro flote libremente, sin tocar los lados del recipiente.

  5. 5

    Presiona suavemente, con un dedo, en la parte superior del cuello del densímetro para sumergirlo unos milímetros más en el agua. Quita el dedo y permite que el densímetro se eleve de nuevo hasta quede en reposo. Si en cualquier punto adviertes que la superficie del líquido se arruga, entonces el líquido o el densímetro no se encuentran completamente limpios.

  6. 6

    Toma una lectura del densímetro. La superficie del líquido se curvara en lo que se denomina un menisco. El líquido puede curvarse hacia arriba para alcanzar la superficie del densímetro. Toma la medición en el nivel del líquido en el recipiente, no donde el líquido toca el densímetro.

  7. 7

    Con un termómetro limpio, mide la temperatura del líquido. Corrige la densidad específica de acuerdo a la temperatura, con ayuda de una tabla de compensación de temperatura para densímetros.

Consejos y advertencias

  • No midas la preparación demasiado seguido. Cada vez que lo hagas, la estarás exponiendo a microbios transportados por el aire.
  • Nunca sostengas el densímetro por la base de su cuello, solo por su parte superior.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media