Cómo calcular el resultado neto de explotación

Escrito por contributing writer | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo calcular el resultado neto de explotación
Cómo calcular el resultado neto de explotación. (Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images)

El resultado neto de explotación representa la rentabilidad de una empresa después de considerar el costo de ventas y los gastos de operación. El beneficio operativo es una medida importante, ya que permite a los inversores determinar qué tan buen trabajo está haciendo la gestión para incrementar la rentabilidad de la empresa. El beneficio operativo no tiene en cuenta los gastos tales como los impuestos e intereses, por lo que es una verdadera medida de los beneficios de las operaciones subyacentes de una empresa y no depende de la estructura del capital y los gastos de una sola vez. Por esta razón, el beneficio operativo es uno de los parámetros clave que los inversores utilizan para evaluar un negocio.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Informe anual que contenga un estado de ganancias y pérdidas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Determina los ingresos de una empresa, ya sea tomándolo del estado de ganancias y pérdidas o multiplicando la cantidad de bienes vendidos por el precio promedio de venta. Si tienes el informe anual de la compañía, los ingresos estarán en la primera línea de la cuenta de pérdidas y ganancias. Resta cualquier descuento, rebajas o devoluciones de productos para obtener una cifra de ingresos netos.

  2. 2

    Resta el costo de ventas de los ingresos netos de la compañía. El costo de ventas representa los costos en que la empresa incurre para producir o para abastecerse de los productos que vende. Los principales componentes del costo de ventas incluyen la mano de obra directa (es decir, el trabajo asociado con la fabricación de los productos), los materiales utilizados en los productos y los gastos generales de la fábrica. El número resultante es el beneficio bruto de la compañía.

  3. 3

    Resta los gastos de venta de la compañía, generales y administrativos (comúnmente denominados "SG&A", por sus siglas en inglés) de la utilidad bruta. Los gastos de operación incluyen los gastos generales, tales como el alquiler y los servicios públicos, gastos de ventas y de marketing, gastos de desarrollo de productos, tales como la investigación y el desarrollo y la depreciación. El número resultante es la ganancia operativa antes de las partidas no recurrentes.

  4. 4

    Suma de nuevo los gastos de una sola vez o no recurrentes en que la sociedad haya incurrido. Por ejemplo, si una empresa puso recientemente una demanda que dio lugar a un pago de US$10 millones, querrás añadir este gasto de nuevo a la cifra calculada en el paso 3. Los artículos de un solo uso pueden distorsionar los verdaderos beneficios de explotación de una empresa, por lo que deben ser añadidos nuevamente. Una vez que hayas agregado los artículos de una sola vez, tendrás los beneficios de explotación de la empresa.

Consejos y advertencias

  • Puedes usar los beneficios de explotación de la empresa para calcular su margen de explotación. Basta con dividir el resultado neto de explotación entre las ventas de la compañía. Este tipo de análisis es útil cuando estás buscando las tendencias de un negocio. Por ejemplo, supón que en el año 1 una compañía generó ventas de US$50 millones y una utilidad operacional neta de US$10 millones, lo que te da un margen de operación de US$10 dividido entre US$50 o 20 por ciento. Supón ahora que en el año 2, la empresa genera ventas por US$100 millones y una utilidad operacional neta de US$15 millones, lo que te da un margen de operación de US$15 dividido entre US$100 o el 15 por ciento. A pesar de que los beneficios de explotación de la empresa han crecido en un 50 por ciento desde el año 1 al año 2, este análisis revela que el margen de beneficio neto de explotación no está creciendo tan rápido como las ventas. Debes investigar los cambios en la estructura de costos de la compañía para determinar por qué está ocurriendo esto.
  • Excluye los impuestos e intereses de tu cálculo del resultado neto de explotación (es decir, no debes restar los intereses o los impuestos al hacer tus cálculos). Cada uno de estos elementos está fuera de las principales operaciones de una empresa y no deben ser considerados en la evaluación de la rentabilidad de esas operaciones.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles