Cómo calcular la solvencia

Escrito por kelly nuttall | Traducido por patricia a. palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo calcular la solvencia
Una empresa solvente es financieramente saludable. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

La solvencia se define como la capacidad de una empresa para cubrir sus gastos en plazos fijos. Una empresa solvente también podrá invertir a largo plazo en su propia expansión y crecimiento. Además, si es solvente, es financieramente saludable. Pero si es insolvente, está financieramente muerta, no puede funcionar y sufre la bancarrota. Se utilizan cinco proporciones matemáticas para determinar la solvencia de cualquier empresa, sea pública o privada, con o sin fines de lucro. La información necesaria para calcular estas proporciones de solvencia se encuentra en los estados financieros: el balance general, el estado de flujos de efectivo y el de resultados.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Estados financieros de la empresa

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Encuentra el número que represente el total de pasivos y activos de la empresa. El número total de pasivos debe ser dividido por el número total de activos. Esta relación se denomina proporción de deuda total de activos, y mide la cantidad en dólares de los activos de una empresa que es financiada por acreedores. Son deudas que deben amortizarse con las reservas de efectivo de la compañía en momentos específicos. Cuanto más alto sea el porcentaje de la deuda de financiación, más riesgosa será la empresa. Busca empresas que tengan una proporción baja en su deuda total de activos.

  2. 2

    Encuentra el número que represente la cantidad de efectivo generado por las operaciones, y busca un valor de al menos dos años de los pasivos corrientes. El efectivo generado por las operaciones debe ser dividido por el pasivo corriente promedio. Este número también muestra la capacidad de la empresa para ganar el dinero suficiente como para cumplir con sus deudas y otras obligaciones a largo plazo.

  3. 3

    Resta los gastos de capital y dividendos en efectivo del total generado por las operaciones. Esta es la manera de determinar el flujo de caja libre. Esta es una medida de la cantidad de efectivo que una empresa debe tener para inversión, el pago de deudas y su liquidez global.

  4. 4

    Añade los ingresos netos de la empresa, gastos financieros y fiscales y divide el total por los intereses del gasto. Esto revelará la proporción del interés ganado, una medida de la capacidad de la compañía para cumplir con los pagos de intereses a su vencimiento.

  5. 5

    Divide el efectivo generado por las operaciones por los gastos de capital para encontrar la proporción del gasto de capital. Esta es una medida relativa del efectivo generado por las operaciones en comparación con la cantidad de dinero en efectivo destinado a la compra de activos productivos. Esta cifra pone de manifiesto la capacidad de la empresa para invertir en activos. Mientras más alta, mejor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles