Cómo calcular los tipos de interés

Escrito por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo calcular los tipos de interés

A menos que seas licenciado en Economía, probablemente te harás un lío con los temas económicos. Una persona normal usará en algún momento de su vida una tarjeta de crédito, ahorrará para la jubilación, comprará una casa y tomará un préstamo para pagar un coche. Aunque no hace falta que todos seamos expertos economistas, tener unas nociones básicas te ayudará a planificar el futuro y a prosperar en el presente. Uno de los temas más básicos en los que todo el mundo debería estar versado son los diferentes tipos de interés. El interés puede ser compuesto o simple, fijo o variable. Conoce las diferencias.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Busca algo que indique que el interés es un "interés simple". Los intereses simples se acumulan anualmente en base a la cantidad principal, por ejemplo, la cantidad del préstamo o la cantidad invertida. Se calculan según esta fórmula: Interés = ((tipo de interés/12) x (cantidad principal)) x período de tiempo transcurrido.

    Si tienes un préstamo de 5000 $ con un tipo de interés del 20 por ciento y quieres averiguar cuánto dinero debes de intereses al cabo de tres meses, la fórmula quedará así: Interés = ((0,2/12) x (5000)) x 3 = 250.

    Después de tres meses deberás 250 $ extra además de la cantidad original del préstamo. Este tipo de interés es el más recomendable para los préstamos tomados, pero el menos aconsejable para el dinero invertido.

  2. 2

    La fórmula varía un poco para intereses compuestos. Este tipo de intereses van acumulándose para producir nuevos intereses. Es decir, que un interés no pagado que se acumule pasa a formar parte del principal y está sujeto a futuros intereses. Este tipo de interés es el más conveniente para inversiones, ya que puedes hacer que tu dinero se multiplique más rápidamente que si estuviera sujeto a un interés simple. Por este motivo, este interés devengado es poco recomendable para préstamos o tarjetas de crédito. Es muy común entre entidades de crédito, pero debe evitarse en la medida de lo posible. Si tomaras un préstamo en las mismas condiciones que en el Paso 1, pero el interés fuera compuesto, la fórmula para saber cuánto debes de intereses en el plazo de tres meses sería la siguiente: Interés = 5000 ((1+ 0,2/12)^3-1) o 254,12 $ Puede que los 4,12 $ extra no parezcan mucho, pero a la larga pueden llegar a hincharse, porque la cifra crece exponencialmente.

  3. 3

    Averigua si el tipo de interés es fijo o variable. Los tipos fijos se establecen en el momento del acuerdo financiero y no cambian en todo el plazo del préstamo o de la inversión. Estos tipos son una buena elección para solicitar un préstamo cuando los tipos de interés están bajos o para invertir cuando están altos. Los tipos de interés fijos son la opción más segura. Los tipos variables pueden cambiar a lo largo del plazo del préstamo, dependiendo de la economía y de otros factores. Cuando tomes un préstamo de este tipo, ten muy claras las condiciones y sé sincero contigo mismo respecto a cuánto te puedes permitir. Mucha gente se ha metido en problemas a causa de hipotecas a interés variable y ha terminado perdiendo la casa. Hay préstamos que combinan tipos fijos y variables. El interés de estos préstamos aumenta según un plan establecido. En estas hipotecas, llamadas hipotecas globales, el tipo de interés va aumentando regularmente cada año durante el período de vigencia del préstamo. La idea que mueve este interés es que, según pase el tiempo y crezcas profesionalmente , tu sueldo aumentará y podrás permitirte pagar más. Si estás seguro de tu orientación profesional y tienes estabilidad laboral, este tipo de préstamos pueden ser una buena opción para permitirte una buena casa a una edad temprana.

  4. 4

    Ten en cuenta el período de tiempo del préstamo, la economía y la inflación cuando compares los tipos de interés. En un plazo de 10 años, 100 $ valdrán mucho menos que hoy en día, a menos, claro está, que la economía caiga en picado. Es por esto que es tan importante invertir pronto en una empresa con un tipo de interés compuesto alto. Por esto mismo, una casa que valga 100.000 $ puede doblar su valor en unos cuantos años. Por otra parte, es posible que acabes con una casa que valga menos de lo que necesitas sacar para no perder dinero. Familiarízate con la economía local y el mercado inmobiliario, así como con las tendencias generales del mercado nacional y de los mercados internacionales, para hacerte una idea del futuro de la economía. Nadie puede predecir todos los acontecimientos que tendrán un impacto en la economía para bien o para mal, pero si prestas atención, podrás tomar mejores decisiones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles