Cómo saber si la calefacción está tapada

Escrito por jody l. campbell | Traducido por nicolás arellano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo saber si la calefacción está tapada
Disfruta de un paseo por una zona fría con la calefacción andando. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El primer síntoma que delata el hecho de que el sistema de calefacción de tu automóvil tiene problemas es la ausencia misma de calor que salga de los ventilaciones, es decir que el motor está funcionando y sientes aire, pero es frío. Si está tapada la calefacción de la cabina, quizá ésta sea la causa del problema, pero hay un par de exámenes rápidos que puedes llevar a cabo para empezar a eliminar posibles problemas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Balde
  • Manguera
  • Anticongelante
  • Destornillador o alicate

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Revisa el nivel de refrigerante de tu radiador y del tanque antes de comenzar a trabajar con el vehículo. Si la cantidad de refrigerante no es alta, ésta puede ser una de las razones por las cuales la calefacción no logra conseguir la suficiente circulación de fluidos como para calentar el automóvil. Llena el tanque o el radiador cuantas veces sea necesario con partes iguales de anticongelante y agua.

  2. 2

    Determina si estás oliendo anticongelante, viendo humedad en el piso del lado del acompañante o percibiendo un vapor medio denso en el interior del parabrisas cuando actives el desempañador en el control de la temperatura del panel. Esto podría indicar que la calefacción está perdiendo por algún lado y necesita ser reemplazada. Hasta que no lo hagas, seguirá perdiendo anticongelante.

  3. 3

    Enciende el motor para trabajar con la temperatura y déjalo andar estacionado o en marcha con el freno de mano puesto. Abre el pestillo del capó.

  4. 4

    Ubica la medición de la temperatura sobre el tablero y asegúrate de que esté entre los 190 y 220 grados Fahrenheit (88 a 104 grados centígrados), aunque esto depende del modelo. Si no hay reporte, por lo menos asegúrate de que esté funcionando en el medio o en la zona donde debería estar. Si no sube, es posible que haya un problema con el refrigerante o el termostato.

  5. 5

    Abre el capó y con cuidado ubica y toca la manguera de arriba del radiador y fíjate si está caliente. Sigue la manguera hasta el bloque y con cuidado toca por debajo del lugar donde está el termostato.

  6. 6

    Localiza las dos mangueras más pequeñas que van dentro de la barrera contra incendio sobre la parte derecha (la del pasajero) del automóvil. En algunos, quizá no sea tan sencillo y tengas que levantarlo y pasar por debajo para ubicar y examinarlas. Una de estas mangueras es una entrada a la calefacción que viene del radiador; la otra es la salida. Si la entrada está caliente y la otra está fría, con seguridad podrás deducir que hay una obstrucción.

  7. 7

    Determina qué es lo que quieres hacer. Si no puedes llegar con facilidad a las mangueras de la calefacción y no tienes ganas de hacer el intento y sacar la obstrucción por tu propia cuenta, por lo menos identificaste el problema y puedes describir el procedimiento que llevaste a cabo a un técnico calificado, que luego podrá hacer el trabajo por ti. Si las mangueras están bien puestas, puedes tratar de limpiar el calentador con una manguera de jardín. Apaga el vehículo y deja que se enfríe por un largo rato.

  8. 8

    Pon un balde debajo del vehículo y las conexiones de la manguera y retira lo que sujeta las dos mangueras con un destornillador o un alicate (dependiendo de qué manera que haya sujetado). Fíjate cuál es cuál para luego poder volver a instalarla y deja que la calefacción y las mangueras drenen por completo.

  9. 9

    Toma una manguera de jardín y ponla dentro del tubo de entrada. Ten cuidado con la presión. Algunas mangueras toleran hasta 100 libras (45 kilogramos) por pulgada cuadrada (6,45 centímetros cuadrados), que tranquilamente puede reventar la calefacción. Agrega un poco más de presión hasta que salga toda la mugre. Seguro te ensuciarás, así que no uses tu mejor traje de domingo.

  10. 10

    Conecta las mangueras con el centro de la calefacción y sujétalas. Agrega anticongelante al radiador y enciende el vehículo con el capó levantando en caso de que el sistema necesite todavía acomodarse. Revisa debajo por si hay una pérdida y agrega la cantidad de anticongelante que sea necesario hasta que la medición del termostato suba lo suficiente como para que el automóvil funcione. Ahora es cuando tienes que sentir un montón de calor saliendo de las ventilaciones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles