Cómo calmar el dolor que causa un tratamiento de conducto

Escrito por shannon peddicord | Traducido por gabriela alessandrello
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo calmar el dolor que causa un tratamiento de conducto
Los tratamientos de conducto pueden ser dolorosos.

Cuando te realizan un tratamiento de conducto para reparar un deterioro grave o para curar una infección, tu dentista o endodoncista debe quitar la carne del diente. Es común que quede una sensibilidad residual o molestias por varios días posteriores al tratamiento, pero se puede aliviar gran parte del dolor con una combinación de terapias homeopáticas y con tratamientos de venta libre.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una compresa congelada o un paquete de verduras congeladas
  • Medicamentos antiinflamatorios de venta libre
  • Sal de mesa

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Aplica una compresa congelada o una bolsa de verduras congeladas en la parte exterior de tu boca, justo sobre el lugar donde te realizaron el tratamiento de conducto. Sostén la compresa congelada en el lugar por cinco minutos y repite este paso cada 15 o 20 minutos durante las primeras horas posteriores a la operación.

  2. 2

    Toma un aniinflamatorio de venta libre tal como lo indica el prospecto o como te lo haya recetado el doctor. Los medicamentos de venta libre como el ibuprofeno o naproxeno alivian el dolor y reducen la hinchazón causada por el tratamiento de conducto.

  3. 3

    Espera 12 horas luego de la terapia del tratamiento de conducto. Mezcla 1/2 cucharadita de sal en una taza de agua tibia y hazte enjuaga manteniendo esta mezcla en tu boca antes de escupirla entre 30 segundos y un minuto. Repite el procedimiento entre tres y cuatro veces al día. Cuando se diluye de manera adecuada, la sal calma el tejido, reduce la inflamación y previene el crecimiento de bacterias en el lugar donde realizaron el tratamiento de conducto.

  4. 4

    Eleva tu almohada o la parte superior de tu cama antes de acostarte. Esto ayudará a controlar el sangrado y evitará que sientas un dolor punzante.

  5. 5

    No mastiques del lado de la boca en el que te han intervenido luego de la operación. Si masticas con el diente afectado es muy probable que se inflame más y que sientas mucho dolor irradiando desde esa zona. Además, si masticas con el diente antes de que te coloquen la corona se puede llegar a quebrar.

  6. 6

    Haz una cita de control con tu dentista o endodoncista si tienes dolor intenso, mucha hinchazón o dolor que dura más de 24 a 48 horas. Es posible que el médico deba recetarte antibióticos para alguna infección secundaria o narcóticos para otras complicaciones dolorosas.

Consejos y advertencias

  • No bebas alcohol luego del tratamiento de conducto. Las bebidas alcohólicas dilatan los vasos sanguíneos, lo cual puede causar una hinchazón excesiva posquirúrgica, dolor y sangrado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles