El calor y los dolores de cabeza

Escrito por lisa sefcik | Traducido por maria lujan martinez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El calor y los dolores de cabeza
Tu dolor de cabeza puede ser síntoma de un simple agotamiento por el calor (headache image by Pavel Losevsky from Fotolia.com)

El clima soleado y caluroso te saca del encierro, pero puede ser también la causa de tus dolores de cabeza. Las palpitaciones en la sien pueden ser causadas por cambios en la temperatura y la humedad, afirma de especialista en dolores de cabeza Larry Newman, M.D. Sin embargo, un dolor de cabeza intenso puede ser un síntoma de alguna enfermedad relacionada con la cabeza. Infórmate acerca de qué hacer para calmarte y aliviar los dolores de cabeza para evitar complicaciones más serias.

Otras personas están leyendo

Causas de los dolores de cabeza

Las cefaleas primarias, las que no son causadas por alguna condición médica subyacente, se originan cuando los nervios y las venas de tu cabeza actúan en sintonía con la actividad química de tu cerebro, causando fuertes dolores, explica la clínica Mayo. Las cefaleas primarias tales como las cefaleas en racimo, cefaleas tensionales y migrañas pueden ser consecuencia de tu estilo de vida, incluyendo el consumo de alcohol, la falta de sueño, y en algunos casos, el calor. De acuerdo con el Dr. Newman, puedes tener cefaleas más fuertes durante los meses de calor y humedad, y también puedes tenerlas con mayor frecuencia. Un estudio realizado por la Fundación Nacional de la Cefalea descubrió que el 75% de las personas que tienen cefaleas crónicas o migrañas no disfrutan de actividades al aire libre debido a los cambios de temperatura, altura, tormentas y el viento. Los factores que contribuyen a este padecimiento incluyen luz solar intensa, el uso de protector solar y cambios en la dieta.

Agotamiento por calor

Las cefaleas también son características del agotamiento por calor, que es causado por una combinación de alta temperatura, mucha humedad y sobre esfuerzo, explica la clínica Mayo. Además de los dolores intensos, también puedes experimentar otros síntomas, incluyendo calambres en los músculos, pulso acelerado, nauseas y/o vómitos, fatiga, frío y piel húmeda aún cuando estás expuesta al sol. La deshidratación juega un papel importante en el agotamiento por calor. Cuando te agitas, no puedes transpirar lo suficiente para mantener baja la temperatura de tu cuerpo. Si crees que sufres de agotamiento por calor, deja lo que estás haciendo, busca una sombra y toma agua o alguna bebida deportiva.

Golpe de calor

De acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), un dolor intenso y malo es también un síntoma de un golpe de calor, la enfermedad más grave relacionada con el calor. El golpe de calor ocurre cuando tu cuerpo ya no puede enfriarse naturalmente; tu temperatura corporal puede escalar a 100 grados F o aún más en menos de 10 minutos. Otros síntomas a tener en cuenta son la piel caliente y seca (no sudarás), pulso acelerado e intenso, mareo y/o confusión, nauseas y/o vómitos, y finalmente, puedes perder el conocimiento. Un golpe de calor puede causar un daño permanente e incluso la muerte, afirma la CDC.

Qué hacer

Si tienes dolores de cabeza cuando estás fuera y las temperaturas son altas, ingresa a algún lugar con aire acondicionado o quédate en algún lugar con sombra, recomienda la clínica Mayo. Recuéstate sobre tu espalda con las piernas en alto para que estén sobre el nivel del corazón. Toma abundante agua o bebidas deportivas. Evita consumir alcohol e infusiones con cafeína porque causan deshidratación. En lo posible, toma una ducha fría o sumérgete en la bañera con agua fría. Si estás muy abrigado, quítate la ropa más superficial. Los síntomas deberán disminuir en una hora, pero de no ser así, busca asistencia médica.

Consigue ayuda

La cefalea asociada a los golpes de calor requieren de atención médica lo antes posible, afirma CDC. De ser posible, pídele a algún miembro de tu familia o amigo que te lleve a una sala de emergencia. Si llamas a emergencias, pídele a alguien que te ayude a situarte en un lugar fresco o sombreado mientras esperas que llegue la ayuda. Se estás asistiendo a una persona que ha sufrido un golpe de calor, la CDC recomienda que refresques a la persona afectada lo antes posible. Coloca a la persona en una tina con agua fría, frótala con una esponja embebiéndola en el agua o envuélvela en una sábana húmeda. Aplica técnicas de enfriamiento hasta que la temperatura de su cuerpo baje hasta llegar a 101 o 102 grados F. o hasta que llegue la asistencia médica.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles