Cómo hacer un calorímetro simple

Escrito por adam cloe | Traducido por mar bradshaw
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un calorímetro simple
Un calorímetro puede ser una forma de determinar el contenido de calorías de los alimentos. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Un calorímetro es un dispositivo que puede medir el calor que provienen de quemar un elemento. Esta puede ser una forma de determinar para ti el contenido de calorías de los alimentos (teniendo en mente que lo que conocemos comúnmente como caloría es de hecho una kcal, lo cual significa 1.000 calorías). El calorímetro más simple utilizará una pequeña cantidad de agua como forma de medir cuánto calor se pierde por la cocción de la comida.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua
  • Una lata de gaseosa vacía
  • 3 clips de papel enderezados
  • Un encendedor de cocina
  • Un corcho
  • Una balanza de sensibilidad
  • Una pequeña cantidad de comida
  • Un termómetro

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Monta la lata de gaseosa. Realiza cuatro orificios en forma pareja en la lata, usando unas tijeras. Los orificios deben estar ubicados a pocos centímetros de la parte superior de la lata y deben tener el tamaño justo para colocar a través los clips de papel enderezados. Introduce dos de los clips a través de los orificios (para que cada clip pase por dos agujeros, con los extremos saliendo al exterior de la lata), luego usa los extremos sobresalidos de los clips para colgar la lata de gaseosa del anillo de soporte.

  2. 2

    Agrega agua en la lata. Se recomienda usar unos 200 mililitros de agua, la cual debe estar a temperatura ambiente. Si el agua no está a temperatura ambiente, dale unos minutos para ajustarse a la temperatura de la habitación.

  3. 3

    Crea tu soporte de comida. Este estará hecho con el tercer clip enderezado y el corcho. Dobla un extremo del clip para que forme un pequeño anillo. Clava el otro extremo en el corcho, que mantendrá la comida levantada.

  4. 4

    Mide la temperatura del agua. Hazlo en grados Celsius, usando un termómetro.

  5. 5

    Pesa la comida. Es preferible usar una balanza sensible para esto, una que pueda pesar pocos gramos de comida. Este calorímetro funcionará mejor con una pequeña cantidad de comida (hasta un valor de cinco gramos). Coloca la porción de comida que has pesado sobre el soporte de clip y mueve todo el soporte por debajo de la lata de gaseosa.

  6. 6

    Enciende el alimento. Dado que este puede tomar algún tiempo en encenderse, usa un encendedor de cocina en lugar de un encendedor de cigarro o unos fósforos.

  7. 7

    Mide la temperatura final del agua. Debes hacer esto inmediatamente después de que la comida haya dejado de arder. Nuevamente, debes medir la temperatura en Celsius, usando un termómetro.

  8. 8

    Mide el peso de la comida quemada. Usa nuevamente la balanza para esto.

  9. 9

    Calcula el número de calorías por gramo de alimento. Para hacer esto, necesitarás multiplicar el cambio de temperatura del agua (temperatura final menos temperatura inicial) por el volumen de agua (en mililitros). Luego divide esto entre la masa inicial de la comida que se ha encendido (masa inicial de comida menos peso de la comida luego de arder). Esto te dará las calorías por gramo de alimento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles