Cómo cambiar la fórmula del bebé

Escrito por jennifer burger | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cambiar la fórmula del bebé
(baby image by Dron from Fotolia.com)

Generalmente es preferible alimentar al bebé siempre con la misma fórmula, si no se presentan problemas de salud. Sin embargo, la mayoría de los niños pueden hacer la transición a una diferente sin problemas. Los padres pueden decidir cambiar su alimento por una variedad de motivos, que incluyen la sospecha de alergia a la leche de vaca, o no poder seguir costeando una marca muy cara.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Fórmula
  • Biberones
  • Agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Consulta la decisión de cambiar de fórmula con el pediatra, especialmente si lo harás por un motivo médico. Este debería recomendarte otras marcas, basado en el conocimiento de la que utilizabas hasta el momento y los problemas que causaba. Tal vez tenga alguna muestra de otra fórmula para que la pruebes.

  2. 2

    Lee cuidadosamente las instrucciones de la nueva fórmula para asegurarte de mezclarla en forma correcta. Los distintos tipos requieren diferentes procedimientos o cantidades de agua. No asumas que será igual a la otra marca.

  3. 3

    Comienza a mezclar gradualmente la nueva fórmula con la que utilizaba el bebé. Los porcentajes dependerán de la sensibilidad del tracto digestivo del niño. Algunos pueden pasar directamente al nuevo producto sin problemas, mientras que otros necesitarán tiempo para adaptarse. Si no estás seguro, es mejor comenzar a combinar lentamente ambas, a menos que hayas tenido un problema con la fórmula anterior. Trata de darle al bebé un biberón que incluya 3/4 de la antigua preparación y 1/4 de la nueva. Si no se presentan efectos adversos, continúa aumentando la nueva fórmula en 1/4 cada día hasta utilizarla sola el cuarto día.

  4. 4

    Debes estar atento a cambios negativos en el bebé cuando comienzas a usar una fórmula diferente como gases, diarrea, vómitos, llanto excesivo, dolor, sangre en las deposiciones o una erupción. Llama a tu pediatra si notas algún síntoma nuevo.

  5. 5

    No cambies por otra fórmula en el futuro cercano a menos que sea necesario por problemas de salud. No es una buena idea cambiar continuamente la dieta de un recién nacido con un estómago sensible, como por ejemplo para aprovechar muchas muestras gratuitas.

Consejos y advertencias

  • Regala las muestras sin abrir que no usarás a otra familia que pueda necesitarlas. Los recién nacidos se ven más afectados por el cambio de fórmula que los bebés más grandes. Es más fácil cambiar por un producto que tenga ingredientes similares, pero que sea de una marca diferente. Si te mantienes con la misma marca pero usarás una fórmula diferente es probable que le causes un malestar al niño. Por ejemplo, si comenzaste con un artículo a base de soja, cambia por otro también a base de soja, en caso de ser posible.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles