Cómo cambiar una rueda pinchada (para mujeres)

Escrito por don bowman | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cambiar una rueda pinchada (para mujeres)
¿Estás lista? (Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

La probabilidad de que en algún momento una rueda de tu auto se pinche, es mayor comparado con cualquier otro problema mecánico que pudiera inutilizar tu vehículo. Además, suele ocurrir en el momento más inoportuno. Casi todas las personas tienen un teléfono celular; sin embargo, si no estás preparada para cambiar la rueda, el auxilio será caro y usualmente tardará en llegar. Teniendo esto en cuenta, hay una forma de hacer que esta experiencia sea mucho menos dolorosa, de manera que puedas cambiar el neumático por tu cuenta y salir del problema con tus uñas y tu aspecto intactos. Un poco de conocimiento y preparación pueden salvar tu día.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Herramientas para auto
  • Un medidor de aire para ruedas.
  • Una linterna (opcional)
  • Unos guantes (opcional)
  • Una toalla (opcional)
  • Unos zapatos prácticos (opcional)
  • Un trozo de contrachapado de 12x12 pulgadas o 30x30 cm (opcional)
  • Dos trozos cortos de madera de 4x4 pulgadas o 10x10 cm (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preparación

  1. 1

    Localiza el manual de usuario y familiarízate con las herramientas y las directrices para su operación. Ubica la rueda de repuesto y las instrucciones para extraerla de su lugar en el vehículo. La mayoría de los autos la tienen bajo la alfombra del maletero. Los todoterreno y camionetas suelen tenerla suspendida por debajo del vehículo. Localiza e inspecciona las herramientas para asegurarte de tenerlas por si las necesitas. Ten en cuenta que si tu camioneta está llena de cosas, tendrás que sacar todo y ponerlo a un lado de la carretera en caso de tener que cambiar la rueda.

  2. 2

    Inspecciona la rueda de repuesto y comprueba la presión del aire. Si no tienes un medidor, compra uno. Son una herramienta esencial y económica. Las de repuesto pierden aire con el tiempo, y no hay cosa peor que sacar una y descubrir que no tiene aire.

  3. 3

    Localiza una pieza de contrachapado de 12 pulgadas cuadradas (30 cm cuadrados) y al menos 1/2 pulgada (1.2 cm) de grosor. Guárdala en el vehículo. Los gatos que vienen con la mayoría de los autos tienen una base estrecha. Si sufres un pinchazo y el suelo está blando debido a la lluvia o hay piedras, gravilla, o cualquier cosa que evite que el gato esté sobre una superficie plana, éste podría resbalar. Posicionarlo en la madera ayudará a prevenir una situación peligrosa.

  4. 4

    Localiza dos piezas cortas de madera para bloquear las ruedas y prevenir que el coche ruede. Guárdalas también en el vehículo. Compra una llave de cruz cuádruple. Las que son para ruedas que vienen con la mayoría de vehículos tienen mangos cortos, lo que complica el aflojar los birlos. Si la vida fuera perfecta y todos los mecánicos apretaran los birlos a la torsión correcta, funcionaría bien y con poco esfuerzo. Sin embargo, esto no suele pasar. Normalmente usan pistolas de aire que generan mucha más presión, haciendo que quitarlos sea difícil aún para el más fuerte. Cuanto más largo sea el mango de la llave, más presión puedes aplicar con menos esfuerzo. La llave cuádruple tiene mango largo, pero también permite usar dos manos en vez de una. Ésto facilita el procedimiento y además, no son herramientas caras.

  5. 5

    Localiza un trapo o toalla limpia. Probablemente necesitarás arrodillarte al cambiar la rueda. Ésto puede lastimar tus rodillas y romper tus medias. Usa el trapo para arrodillarte encima al cambiarla.

  6. 6

    Compra un traje para la lluvia barato (uno que venga en un paquete pequeño y contenga camisa y pantalones). Puedes hacerlo en casa, pero querrás proteger tu ropa, pues cambiar una rueda es un trabajo sucio. Consigue un juego de guantes para protegerte las manos. Quizás también debas comprar un par de zapatillas o zapatos de trabajo para no tener que cambiarla con tacones. Pon estos elementos en la esquina del maletero, para acceder a ellos fácilmente. Guarda además na linterna con pilas.

    Cambiar la rueda

  1. 1

    Mantén el control del vehículo cuando sufras un pinchazo. No pises repentinamente el freno. Deja que el coche pierda velocidad frenando al mínimo y de forma gradual. Ponte a un lado de la carretera. Una rueda pinchada es peligrosa si avanzas a gran velocidad, pero no tanto si te mueves despacio. Aún podrás hacerlo de manera segura, de modo que debes seguir avanzando hasta alcanzar un punto donde estés totalmente fuera de la carretera y con un suelo tan plano como sea posible.

  2. 2

    Coloca el coche en aparcamiento o en primera marcha y aplica el freno de emergencia. Enciende las luces de emergencia y apaga el motor. Ponte los guantes y la ropa protectora. Saca las herramientas y la rueda de repuesto.

  3. 3

    Coloca las piezas cortas de madera en las ruedas frontal y trasera opuestas a la que vas a cambiar. Pon la cuadrada de contrachapado en el suelo, bajo el lugar del gato, y pon éste encima. Los puntos para el gato en el coche están descritos en el manual de usuario. En los modernos, estarán hacia el centro del vehículo desde la rueda afectada. Si no hay un marco sólido, habrá una "soldadura de pellizco" (o doble placa de metal) para soportar el gato. Es algo con lo que familiarizarte como parte de tus medidas de preparación, para no tener que buscar cuando llegue el momento. Levanta el gato lo suficiente para comenzar a levantar el coche y haz una pausa.

  4. 4

    Quita el tapacubos, si hay uno, usando la herramienta con el extremo plano, colocándola entre el borde de éste y la rueda y girándola. Suelta, pero no saques, los birlos, girándolos en sentido contrario a las agujas del reloj una vuelta con la llave. Recuerda que todos éstos se alfojan hacia la izquierda y aprietan hacia la derecha, a menos que estén marcados de otra forma, con una "L" en el extremo (algo raro). Coloca la llave en un birlo, con el mango hacia arriba, en posición de las 11 en punto. Así, si usas una llave cuádruple, podrás aplicar presión con mucha mayor facilidad en el brazo superior, mientras tiras del inferior. Si tienes una estándar y lo necesitas, coloca el brazo de la llave en la posición de las 9 en punto y usa tu pie para hacer palanca (aquí es donde los "zapatos prácticos" pueden ser útiles).

  5. 5

    Levanta el coche mientras echas un vistazo al gato. Si empieza a moverse en cualquier sentido en vez de subir, vuelve a bajarlo, colócalo y prueba de nuevo. Levanta el coche hasta que la rueda esté fuera del suelo. Quita los birlos y colócalos donde no se pierdan o se ensucien. Saca la rueda.

  6. 6

    Instala la rueda de repuesto, asegurándote de que la válvula de aire de ésta mire hacia ti. Quizás tengas que levantar el gato un poco más para compensar la diferencia entre la rueda pinchada y la llena. Instala los pernos a mano, girándolos algunas vueltas en el sentido de las agujas del reloj. Coloca la llave sobre cada birlo y gíralo en sentido de las agujas del reloj hasta el final. Mueve la llave ligeramente en el mismo sentido en cada uno, para asentarlos en su posición en la llanta.

  7. 7

    Baja el coche con el gato y quita la pieza de madera. Aprieta bien todos los birlos con la llave. Coloca la cubierta de la rueda, o tapacubos, en el maletero. No te preocupes de ponerlos en ese momento.

  8. 8

    Quita las dos piezas cortas de madera que bloquean la rueda frontal. Coloca la rueda pinchada en el maletero. Si es demasiado pesada, pon la cadera contra la parte trasera del coche y agarra la rueda con una mano en la parte superior y la otra en el centro, y levántala. Esto protegerá tu espalda. Coloca todas las herramientas en el maletero.

  9. 9

    Conduce hasta la estación de servicio más cercana para revisar la presión del aire y la torsión del birlo. Si tu rueda de repuesto es de la variedad "mini", ten en cuenta que están diseñadas para durar 50 millas (80 km), y a velocidades no mayores de 50 millas por hora (80 km). Si está en la parte frontal, afectará a la dirección, y en cualquier posición influirá en el frenado y el manejo. Conduce con cautela. Haz que reparen el pinchazo o que reemplacen la rueda enseguida.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles