Cómo cambiar el termostato en un Chevy Impala

Escrito por ehow contributor | Traducido por mariela rebelo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Cómo cambiar el termostato en un Chevy Impala. El Chevy Impala debutó en 1958 como un "auto estadounidense de prestigio, al alcance de la gente promedio". Las ventas del modelo fueron buenas hasta 1986, cuando se inclinaron a favor del Caprice. Chevy volvió a lanzar el Impala a mediados de la década de 1990 como un auto familiar deportivo, con un motor derivado del Corvette y con un esquema monocromático de color; desde entonces, se ha mantenido como el sedán de gran tamaño de Chevy. El Impala 2002 ofreció los motores de 3.1L y 3.8L. Continúa leyendo para informarte sobre la instalación de nuevos termostatos en estos modelos.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Desconecta el cable a tierra de la batería de la terminal. Drena el sistema de refrigeración, de modo que el nivel de refrigerante esté debajo del nivel del termostato.

  2. 2

    Desconecta la manguera del radiador. Ten cuidado cuando estés desconectando las conexiones eléctricas de los sensores montados en las mangueras del termostato.

  3. 3

    Quita los tornillos del termostato y levanta la carcasa que lo cubre. Jala el termostato y tira la junta.

  4. 4

    Limpia los componentes del termostato. Usa una cuerda para limpiar cualquier suciedad o sellador viejo de los agujeros roscados en el colector.

  5. 5

    Coloca el termostato en el colector de entrada, de manera que esté bien posicionado. Coloca la nueva junta en el termostato. Lubrica los tornillos con aceite limpio para motor. Ajusta los tornillos a 18-20 pies/libras.

  6. 6

    Vuelve a conectar la manguera del radiador a la carcasa del termostato. Llena el sistema con la cantidad y el tipo adecuados de refrigerante.

  7. 7

    Conecta el cable negativo de la batería a la terminal. Enciende el motor y permite que corra por varios minutos y después verifica si hay fugas.

Consejos y advertencias

  • Limpia la carcasa del termostato para que la suciedad no cause fugas alrededor de la superficie sellada.
  • Comprueba cuidadosamente la superficie de contacto entre la brida de la carcasa del termostato y el colector de entrada, para asegurarte de que no presenten corrosión o daño.
  • Drena el refrigerante en un contenedor que pueda ser sellado. Reusa el refrigerante a menos que esté contaminado o sea muy viejo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles