Cambios en una bolsa marrón

Escrito por katie farmand | Traducido por karen angelica malagon espinosa
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Nuevos giros en las preferencias clásicas de la hora del almuerzo

Cambios en una bolsa marrón
Acaba con los almuerzos predecibles para lograr comidas nuevas, fáciles de hacer, deliciosas y nutricionales. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El objetivo del almuerzo es que aguantes a comer hasta la tarde, así que es importante ingerir alimentos que hagan la digestión en una forma lenta, que liberen nutrientes y energía durante un periodo largo de tiempo.

— Dawn Viola, chef, promotora de recetas y escritora alimenticia.

Llevar tu propio almuerzo te ahorra dinero, te ayuda a evitar las multitudes a la hora del almuerzo y es una forma excelente de asegurar que ingieras comida saludable. "Las bolsas saludables de comida pueden reducir las grasas, las calorías y el sódio en nuestras dietas, lo que mejora la salud en general", dijo Amber Massey, una dietista y blogger alimenticia en Dallas. Pero afrontémoslo, la bolsa típica de almuerzo es pequeña y quizá demasiado aburrida, en especial cuando llevas a diario la misma comida en tu bolsa marrón. Sin embargo, no tiene que ser de esta forma. Hacer algunos cambios en tu hora de almuerzo le da nuevos sabores y le agrega más nutrientes a las antiguas comidas para llevar.

EL CLÁSICO: ensalada de atún

EL CAMBIO: ensalada de salmón y alubias y perejil.

Puedes ordenar un rápido salmón asado o al horno en tu restaurante favorito, pero quizá nunca hayas siquiera considerado comprar una variedad de alimentos en lata que encuentres en las repisas de tu tienda local. Bueno, pues estás omitiendo una delicia nutritiva.

El salmón no sólo tiende a humedecerse y a retener más sabor cuando está enlatado, sino que también provee de una dosis generosa de ácidos grasos en omega 3 saludables para el corazón.

Combina una lata de salmón con media lata de alubias drenadas y enjuagadas para aprovechar su cremosidad. En lugar de mayonesa, haz un aderezo ligero con jugo de limón fresco, aceite de oliva extra virgen, eneldo fresco, chalotas finamente picadas. Sirve sobre hojas verdes como arúgula o berro y en la parte superior pon almendras picadas y rábanos picados para hacerla más crujiente.

EL CLÁSICO: mantequilla de maní y gelatina

EL CAMBIO: mantequilla de almendras con fruta fresca

¿Existe algún almuerzo más idóneo que una PB y una J? La combinación de mantequilla de maní cremosa, una gelatina dulce y pan suave que verdaderamente satisfaga los retortijones del hambre de mediodía. Sin embrago, la mantequilla de maní, la gelatina e incluso el pan pueden estar repletos de azúcar, lo que puede llevar a una disminución de energía.

Para evitar el azúcar agregada y los aceites hidrogenados, busca variedades completamente naturales de mantequilla de maní. Para un cambio de ritmo, prueba con mantequilla de almendra u otras mantequillas hechas de castañas, nuez de Castilla o incluso semillas de calabaza. Para la dulzura, reemplaza la gelatina con azúcar con rebanadas de fruta fresca como chabacanos o fresas. Haz un sandwich con dos rebanadas de pan de trigo entero que brinda una dosis saludable de fibra para ayudarte a mantenerte satisfecho.

EL CLÁSICO: sandwich de pavo

EL CAMBIO: el rollo de pavo con aguacate, un huevo rebanado, semillas de girasol y jitomate.

"El almuerzo necesita mantenerte hasta la tarde, así que es importante comer alimentos que hagan digestión de forma lenta, que liberen nutrientes y energía durante un largo periodo de tiempo", decía Dawn Viola, chef, promotora de recetas y escritora alimenticia.

El pavo rebanado sin grasa es una elección fácil de almuerzos de bolsas marrón. Pero en lugar de la aburrida y tradicional aka y de los aderezos, Viola sugiere usar elementos que no solo tengan un buen sabor, sino que también agreguen nutrientes esenciales. Prueba con aguacate, huevos cocidos, semillas de girasol y con jitomates frescos. Cubre todo con una tortilla multugrano para un alimento que brinde proteína, fibra, fruta que aumente la energía y una pequeña cantidad de grasa saludable del aguacate. Es la mezcla correcta para mantenerte con una sensación de saciedad y evitar un atracón al final de la tarde.

EL CLÁSICO: hormigas a la leña

EL CAMBIO: apio con masa de garbanzos, aceitunas negras y pasas.

Quizá no hayas hecho esta antigua botana desde que estabas en la escuela pero es un clásico por una razón, el apio seco, la mantequilla de maní cremosa y el azúcar y las pasas masticables satisfacen los antojos.

Para una versión de crecimiento, compra la mantequilla de maní con masa de garbanzos baja en grasa. Para prepararla, combina una lata de garbanzos drenados y lavados con un diente de ajo, un cuarto de taza de agua, dos cucharaditas de tahini o pasta de sésamo y media cucharada de sal en un procesador de alimentos. Licúa hasta que obtengas una mezcla suave y batida. Esparce la masa de garbanzos en ramas de apio y encima una o dos aceitunas griegas sin hueso y unas cuantas uvas pasas secas ricas en antioxidantes.

EL CLÁSICO: jamón y queso

EL CAMBIO: prosciutto con provolone con una manzana Smith con semillas.

"Cada semana desafíate intentando algo nuevo", decía Viola. Esto no solo te anima a aumentar y a comer una variedad de alimentos saludables, sino que también puede ser divertido explorar con diferentes ingredientes.

En lugar de un delicatessen, un prosciutto italiano es una alternativa deliciosa. Cuando usas ingredientes de alta calidad como el prosciutto importado y el provolone, necesitas una cantidad más pequeña para gratificar tus antojos. Con solo unas rebanadas de una especialidad de jamón salado con mantequilla y uno o dos pedazos de queso ácido y con sabor a nuez, se convertirá en una especialidad cuando la combines con una tarta, una manzana verde en rebanadas sobre pedazos muy delgados de pan de trigo entero. Si tienes una sartén a mano, presiona el sandwich en una panini usando solo una pizca de aceite de olivo. O pon una rebanada de pan libre de bordes y cubre unos trozos de manzana Granny Smith con prosciutto y provolone.

Con solo unos cuantos cambios puedes transformar tu bolsa marrón de un aburrido almuerzo en una con alto contenido de proteínas para tu día.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles