Cambios en la cervical durante la menopausia

Escrito por maura wolf | Traducido por daniela laura arjones
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cambios en la cervical durante la menopausia
Los cambios en el cuello uterino durante toda la vida de una mujer madura en diversas etapas. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

El cuello uterino es la parte inferior del útero. Sobresale en el extremo superior de la vagina y su abertura conecta el útero con ésta. El cuello uterino está recubierto con una membrana mucosa, pero a diferencia de la membrana de la vagina, la membrana mucosa cervical es suave. El cuello uterino varía en tamaño y forma dependiendo de la edad de la mujer y su estado menstrual y hormonal. Los cambios en el cuello uterino durante toda la vida de una mujer madura en diversas etapas como la pubertad, la menstruación, el embarazo, el parto, la perimenopausia, la menopausia y la posmenopausia.

Otras personas están leyendo

Cambios en el tamaño

El útero se compone del cervix y el cuerpo, el cuerpo principal del útero, que es muy muscular. Durante los años reproductivos de la mujer, el cuerpo es dos veces más largo que el cuello uterino, pero después de la menopausia, ocurre lo contrario, según un artículo del Manual Merck en órganos genitales internos de la mujer por el Dr. Peter L. Rosenblatt, un médico de Obstetricia y Ginecología de Massachusetts.

Cambios en las células cervicales

Una prueba de Papanicolaou es una prueba utilizada para evaluar a las mujeres del cáncer de cuello de útero. La probabilidad de desarrollar cáncer de cuello uterino aumenta con la edad y, en el momento del diagnóstico, el cáncer cervical en las mujeres mayores tienden a ser más avanzado, según Cancerfacts.com. Debido a que muchos casos de cáncer cervical son diagnosticados en mujeres mayores de 50 años, las pruebas de Papanicolaou siguen siendo importantes después de la menopausia. Las células cervicales pasan por muchos cambios no cancerosos que pueden ser causados ​​por las fluctuaciones hormonales que ocurren durante la menopausia. Aunque muchos cambios en las células cervicales son comunes y no son cancerígenas, aparecen como células anormales en las pruebas de Papanicolaou, por lo que los profesionales de la salud pueden asesorar a repetir la prueba de Papanicolaou o pueden alentar a los pacientes a hacerse otras pruebas para estar seguros de que otros cambios celulares no son indicativos de cáncer.

Cambios en la forma cervical

Algunas mujeres se quejan de tener un cuello uterino cerrado, porque cuando una mujer menopáusica tiene un examen ginecológico, a veces es más difícil ver la abertura cervical debido a la sequedad o la contracción. Durante y después de la menopausia, el cuello del útero puede volverse más pequeño y el cuello uterino de una mujer muy anciana puede ser casi imposible de distinguir en forma separada de la vagina. El médico general Dr. Roger Henderson, asesor y miembro del panel médico para NetDoctor.co.uk, dice que el cuello del útero no cambia la posición o se retrae durante la menopausia, pero puede reducirse ligeramente en tamaño o atrofia.

Flujo cervical

El flujo vaginal y cervical disminuye en cantidad durante la menopausia y pueden desaparecer por completo después de la menopausia, a menos que exista una infección.

Sangrado anormal

El sangrado vaginal después de la menopausia es poco frecuente y anormal por lo general. Puede indicar la presencia de una condición cancerosa o precancerosa del cuello uterino, la vagina o del útero, específicamente el revestimiento endometrial. El Hospital Memorial Hermann Baptist Beaumont en Maryland explica que hasta el 25 por ciento del sangrado posmenopáusico es probable que sea causada por el cáncer de los órganos reproductivos, el cáncer de endometrio o uterino siendo el más común. La irritación cervical, infección o pólipos también pueden causar sangrado vaginal y el sangrado también puede ser consecuencia de un adelgazamiento de la vagina o del útero o hiperplasia, engrosamiento de la mucosa uterina.

Pólipos cervicales

Si un médico ve crecimientos con forma de dedos de color púrpura o rojo en el cuello uterino, se puede ordenar una biopsia de cuello uterino que por lo general muestra los pólipos cervicales benignos, de acuerdo a MedlinePlus, un servicio de los Institutos Nacionales de Salud. Los pólipos no siempre causan síntomas en las mujeres posmenopáusicas, pero algunas pueden experimentar sangrado vaginal anormal o leucorrea, una mucosa de color blanco o amarillo. El médico puede eliminar la mayoría de los pólipos durante un procedimiento ambulatorio.

Estenosis cervical

La estenosis cervical es el estrechamiento o cierre de la vía de paso desde la vagina a través del cuello uterino hasta el útero. Algunas mujeres nacen con ella, pero puede ser el resultado de un trastorno u otra condición, como la menopausia cuando los tejidos del cuello del útero se vuelven más delgados.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles