Los cambios en la fase lútea

Escrito por lizzy darnill | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los cambios en la fase lútea
Las mujeres deben vigilar los patrones menstruales, especialmente cuando se trata de quedar embarazada. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

La fase lútea es la segunda fase del ciclo menstrual, después de la ovulación. Dura desde el día de la ovulación hasta el día antes del próximo período de una mujer. Tiene un promedio de 14 días, aunque la longitud de tiempo puede variar de mujer a mujer. La fase termina, ya sea en el embarazo o el comienzo de la menstruación y el comienzo del siguiente ciclo menstrual.

Otras personas están leyendo

Descripción de la fase lútea

La fase lútea comienza con un aumento de la hormona luteinizante, que causa que un óvulo maduro se reviente a través de la pared del ovario. El óvulo comienza un viaje a lo largo de la trompa de Falopio hacia el útero. El folículo del que se libera (conocido como el cuerpo lúteo) produce progesterona que aumenta la densidad del revestimiento de la pared uterina en preparación para la implantación potencial. La progesterona es producida por 12 a 16 días por el cuerpo lúteo. Si el óvulo es fertilizado, el cuerpo lúteo continúa produciendo progesterona para apoyar el embrión hasta que la placenta se desarrolle. Un óvulo permanece viable hasta por 24 horas. Si la fecundación no se produce, se desintegra, los niveles hormonales disminuyen y el revestimiento del útero se adelgaza.

Identificación de fase

Una mujer puede seguir el inicio de su fase lútea mediante el seguimiento al final de su fase de ovulación, teniendo en cuenta el color y la consistencia de su moco cervical y controlando su temperatura corporal. Justo antes y durante, la secreción cervical es húmeda, resbaladiza y se asemeja a la textura de la clara de huevo. Un ligero aumento de la temperatura es el mejor indicador. Los monitores de fertilidad y kits de ovulación están disponibles para identificar la ovulación, también. La fase lútea comienza justo después de la ovulación.

Efectos de la perimenopausia

Los cambios en la fase lútea tienen lugar durante la perimenopausia, la transición de ciclos regulares de la ovulación en la infertilidad, o la menopausia. Esto generalmente ocurre en mujeres entre las edades de 45 y 55 años, aunque el tiempo y los síntomas varían. Durante esta transición, la fase lútea cesa gradualmente, junto con el ciclo menstrual en sí. Los niveles de estrógeno disminuyen, los ovarios se contraen, la ovulación y la menstruación se vuelven irregulares y son cada vez más infrecuentes. Finalmente, la fase lútea termina completamente. Una mujer entra en la menopausia cuando no ha menstruado durante más de un año.

Defecto de la fase lútea

En las mujeres premenopáusicas, las fases lúteas cortas o irregulares pueden afectar la fertilidad. La interrupción de un ciclo menstrual normal se conoce como un "defecto de la fase lútea" o una "fase lútea inadecuada". Esto ocurre cuando una mujer no produce suficiente progesterona para engrosar el revestimiento del útero y apoyar el desarrollo de un embrión. Las inyecciones de la hormona progesterona o folículo estimulante (FSH) se pueden administrar si se sospecha que una mujer tiene defecto de la fase lútea. El concepto es controvertido, sin embargo, y el papel que desempeña en la infertilidad es incierto.

Trastornos adicionales

Otros trastornos afectan también a la fase lútea del ciclo menstrual de la mujer. La secreción anormal de la hormona luteinizante y FSH debido a factores como el estrés, el ejercicio físico extremo o pérdida rápida de peso o ganancia pueden interrumpir la fase lútea, provocando menstruaciones irregulares o ausentes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles