Cómo caminar con muletas y una bota de yeso

Escrito por philippa jones | Traducido por patricia a. palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo caminar con muletas y una bota de yeso
(Gary John Norman/Lifesize/Getty Images)

Caminar con muletas puede ser una experiencia íntimidante y difícil si tienes una pierna con una bota de yeso. Si tienes problemas debido a una fractura en tu pierna, un par de muletas te ayudarán a maniobrar y recuperar algo de independencia. Se requiere equilibrio y un poco de fuerza en la parte superior del cuerpo para moverse con muletas correctamente. Sin embargo, siguiendo estos sencillos pasos, puedes aprender una técnica apropiada para hacerte la vida más fácil.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Coloca las muletas a la altura correcta. Un profesional de la medicina en el hospital te ayudará en esta tarea. La parte superior de la muleta debe estar entre 1,5 y 2 pulgadas (4 y 5 cm.) por debajo de tu axila. La empuñadura debe permitir que tu codo se doble ligeramente cuando estés de pie.

  2. 2

    Siéntate en el borde de una cama o una silla. Coloca cada muleta debajo de cada una de tus axilas.

  3. 3

    Ponte de pie, apoyando la mayor parte de tu peso sobre la pierna sana, mientras te sostienes de las empuñaduras y mantienes la espalda recta.

  4. 4

    Equilibra tu peso en la pierna sana y sostente utilizando las muletas. No pongas ningún peso sobre la bota de yeso. Colócala con suavidad en el suelo.

  5. 5

    Desplázate hacia adelante apoyándote en tu pierna buena, mientras colocas las muletas a unos 2 pies (60 cm.) delante de ti. Levanta la pierna con el yeso del suelo y muévete hacia adelante con las muletas.

  6. 6

    Pon todo tu peso sobre las muletas, apoyándote sobre las empuñaduras.

  7. 7

    Lleva la pierna sana un poco más allá, donde están las muletas, y pon tu peso sobre la pierna sana de nuevo. La pierna sana y las dos muletas actúan como un trípode para mantener el equilibrio.

  8. 8

    Repite los pasos 4 al 7 para llegar a tu destino. Asegúrate de no poner peso sobre el yeso y de colocar esa pierna adelante cuando muevas las muletas.

Consejos y advertencias

  • Los pasos pequeños cansan menos a los principiantes que no están familiarizados con el uso de muletas.
  • Mira hacia adelante y no al suelo mientras caminas con muletas. Esto te dará mayor equilibrio y evitarás chocar contra algún objeto.
  • Cuando te levantes de una silla o una cama, asegúrate de que esté estable para que no se aleje de ti cuando te pongas de pie. Si te vuelves a caer, te podrías lastimar.
  • No camines sobre superficies brillantes, grasosas o resbaladizas, para evitar deslizamientos y una lesión mayor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles