Cómo hacer una camisa de fuerza para usarla como disfraz

Escrito por jennifer eblin | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una camisa de fuerza para usarla como disfraz
Haz tu propia camisa de fuerza para disfrazarte usando dos camisas viejas. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

Ningún disfraz de lunático o paciente mental en fuga está completo sin una camisa de fuerza. La fabricación de tu propio disfraz no sólo resulta más económico que comprar uno ya hecho en la tienda, sino que te durará más tiempo, ya que podrás usar la camisa de fuerza una vez terminada, para crear un nuevo personaje cada Halloween. Prepara tu disfraz con ropa vieja y algunos artículos comprados en una tienda de segunda mano o con materiales económicos que ya tengas en casa.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Camisa blanca grande con botones
  • Tijeras
  • Alfileres o seguros para ropa
  • Camisa blanca más pequeña con botones
  • Cinco cinturones de cuero delgados
  • Máquina de coser
  • Agujas para coser cuero

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca la camisa grande mirando hacia arriba sobre una superficie plana. Corta los botones con ayuda de las tijeras. Pasa una hoja de las tijeras a lo largo de la costura de bolsillo para romper los hilos de la costura. Elimina el bolsillo y corta el cuello.

  2. 2

    Dobla la costura donde estaban cosidos los botones, unas 2 pulgadas (5 cm) hacia adentro y coloca varios alfileres o seguros para ropa a lo largo de toda su longitud, para que sostengan el doblez de la tela. Dobla la tela a lo largo de la zona donde se encontraba el cuello 1 pulgada (2,5 cm) hacia dentro de la camisa y sujeta la tela con alfileres. Utiliza la máquina de coser para crear una nueva costura a lo largo de la zona donde estaban los botones y luego a lo largo del cuello.

  3. 3

    Corta las dos mangas de la camisa más pequeña. Realiza los cortes a lo largo de la costura justo donde las mangas se unen a los hombros. Acomoda la camisa grande asegurándote de que las mangas queden bien extendidas a ambos lados. Coloca las mangas recortadas de la camisa pequeña directamente sobre las mangas de la camisa grande, alineando bien las costuras superiores.

  4. 4

    Tira de las mangas de la camisa pequeña desde los puños hacia abajo a lo largo de las mangas de la camisa grande, hasta que las costuras superiores estén a la misma longitud que las mangas de la camisa grande. Marca con un punto, la longitud de la manga pequeña en la más grande. Dibuja una línea a lo largo de la manga grande, 1 pulgada (2,5 cm) por debajo del punto que marcaste antes. Corta a lo largo de esta línea con las tijeras. Desliza ahora la manga más pequeña dentro de la manga grande. Sujeta ambas piezas juntas y cóselas a máquina.

  5. 5

    Recorta los botones de los puños de las mangas. Cose a lo largo de las aberturas inferiores de las mangas (donde van los botones) para que queden cerradas.

  6. 6

    Corta a la mitad cada uno de los cinco cinturones. Cambia las agujas regulares a tu máquina e instálale agujas especiales para cuero.

  7. 7

    Acomoda tres cinturones en la parte delantera de la camisa (que se convertirá en la parte de la espalda cuando la uses como camisa de fuerza). Recuerda que las hebillas deben quedar en el lado izquierdo y los extremos opuestos en el lado derecho. Acomoda un cinturón a unas 2 pulgadas (5 cm) de la parte inferior de la camisa. Coloca ahora las mitades del segundo cinturón en el centro de la camisa y finalmente, las otras dos mitades cerca de los omóplatos. Los extremos deben descansar a ras de la costura lateral en la camisa. Asegúrate de que las piezas se alineen correctamente con su mitad correspondiente. Usa la máquina de coser preparada con agujas adecuadas para pegar los cinturones a la tela.

  8. 8

    Coloca otro cinturón verticalmente en la parte posterior de la camisa (la zona que se convertirá en el frente). Cose una mitad en el centro del pecho, mirando hacia abajo, y la otra casi en el centro del abdomen, mirando hacia arriba. Los cinturones deben ser capaces de envolver tus brazos cruzados (como en la foto).

  9. 9

    Cose una mitad del último cinturón al final de una manga y cose la mitad opuesta a la otra manga.

  10. 10

    Ponte la camisa al revés. Las mangas ahora cubrirán tus brazos y también tus manos completamente. Cruza los brazos y envuelve las mangas alrededor de tu cuerpo. Pídele a alguien que te ayude a abrochar todas las hebillas de los cinturones.

Consejos y advertencias

  • Puedes probar utilizando dos camisolas quirúrgicas blancas de manga larga, las cuales te funcionarán muy bien. Corta el frente de una de ellas a la mitad y sigue los mismos pasos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles