¿En qué otros campos se aplica el principio de la proporción áurea además de en las matemáticas?

Escrito por allen cruthers | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿En qué otros campos se aplica el principio de la proporción áurea además de en las matemáticas?
La fachada del Partenón de Atenas está diseñada de acuerdo con el principio de la proporción áurea. (NA/AbleStock.com/Getty Images)

Los antiguos griegos no sólo descubrieron la geometría, sino que también la aplicaron a casi cualquier campo imaginable. Desde que descubrieron la existencia de la proporción áurea en el siglo VI a.c., este principio se ha considerado un ideal estético que ha tomado parte en disciplinas tan divergentes como la biología, la arquitectura y la pintura.

Otras personas están leyendo

La proporción áurea

Es a Pitágoras, matemático griego y líder de culto, a quien se le atribuye el descubrimiento de este principio. La proporción áurea o "dorada" es una relación de 1 a aproximadamente 1,618. La mayoría de las veces, esta razón se expresa mediante un "rectángulo dorado" con una altura de 1 y una anchura de 1,618. La proporción áurea tiene propiedades matemáticas especiales, pero es quizá en su preponderante aplicación en otros campos diferentes a las matemáticas, donde radica su mayor importancia. El propio Pitágoras fue el primero en introducir el uso la proporción áurea en otras disciplinas de la vida cotidiana. Examinó el cuerpo humano y declaró que de hecho, cada parte del cuerpo sigue este principio en una especie de relación universal perfecta.

En escultura

Hoy en día, la proporción áurea se señala por medio de la letra griega phi, en honor al escultor griego Fidias, que se dice que hubo utilizado ampliamente la proporción áurea en sus esculturas, las cuales formaron formaron parte de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo (la estatua de Zeus en Olimpia). Por desgracia, ninguna de sus obras sobrevivió para probar o refutar esta leyenda.

En arquitectura

Si bien ninguna de las esculturas de Fidias se conservan en estos días, se dice que este célebre personaje fue quien se encargó de dirigir la construcción del Partenón de Atenas, cuya fachada y algunos de sus elementos individuales se distribuyen de acuerdo con la proporción áurea. El ejemplo más claro, es que es posible dibujar un rectángulo áureo alrededor de la totalidad de la fachada. Los estudiosos creen que esta es la razón por la cual el edificio cuenta con una fuente inagotable de belleza y armonía eterna. Más recientemente, basándose en el principio de la proporción áurea, el arquitecto Le Corbusier desarrolló todo un sistema de proporciones arquitectónicas llamado "Modulor", el cual aplicó directamente en cada uno de sus trabajos.

En pintura

En el Renacimiento, la proporción áurea fue redescubierta por Luca Pacioli, quien publicaría sus escritos acerca del tema en el año 1509 a través de su antología "La Divina Proporción". Mucho se ha dicho que Leonardo da Vinci utilizó este principio en la composición de la mayoría de sus obras. Tal parece por ejemplo que en la "Mona Lisa", es posible crear un rectángulo dorado en torno al rostro de la dama.

Desde la época del Renacimiento, la proporción dorada ha sido utilizada ampliamente por pintores tan diversos como Edward Burne-Jones y Salvador Dalí, cuya pintura "El sacramento de la última cena" está explícitamente compuesto a base de una serie de rectángulos áureos. La pintura también contiene un dodecaedro, una forma tridimensional cuyos lados que se relacionan mutuamente son definidos por el principio de la proporción áurea.

En la naturaleza

Los biólogos han descubierto que la proporción dorada se encuentra también en el mundo natural. Por ejemplo, cuando los girasoles producen semillas, estas crecen en una formación de espiral en la que cada semilla "rota" exactamente lo equivalente a su proporción dorada en torno a la ubicación de la semilla vecina. Las espirales que se forman en pétalos de flores, hojas de plantas y conchas de nautilus están todas relacionadas con la proporción áurea.

Algunos científicos modernos no dan mucho crédito a la afirmación de Pitágoras que el cuerpo humano sigue este principio en sus proporciones, pero muchos otros afirman que los rostros humanos más atractivos son los que muestran la presencia del rectángulo dorado en la distancia que hay desde el mentón hasta las cejas. Después de todo, es muy posible que Pitágoras tenga razón.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles