Cómo cantar óperas

Escrito por jessica alzarana | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cantar óperas
Ilustración de dos cantantes de ópera en una producción de Mozart. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Cantar al estilo de ópera requiere años de práctica y entrenamiento y los cantantes de ópera deben aprender a manipular de forma expresiva un rango vocal que se extiende más allá de los tonos normalmente usados al hablar. Además de esto, los roles de ópera usualmente requieren que el cantante produzca estos tonos inusuales a volúmenes lo suficientemente altos como para igualarse con una orquesta sinfónica y llegar a cada oído en una sala de conciertos, todo en una variedad de idiomas extranjeros con diferencias estilísticas. Todos los cantantes de ópera basan su destreza vocal en la técnica básica.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Párate derecho y respira profundamente. Las respiraciones profundas deben hacer que el abdomen se expanda hacia afuera de forma lenta y uniforme. Los hombros tensos que se levantan hacia las orejas y los jadeos audibles al inhalar señalan que estás respirando de forma superficial. Los cantantes a menudo experimentan dificultades para dominar la técnica de la respiración profunda, la que es necesaria para cantar notas operísticas. Los estudiantes que tienen problemas en esta área deben comenzar recostándose en el suelo boca arriba. Coloca una mano en tu abdomen para sentir la respiración natural del cuerpo. Relajar los hombros y tener una postura apropiada incrementa la resonancia natural del cuerpo, lo que mejora el tono y la riqueza de la voz.

  2. 2

    Levanta el velo del paladar para incrementar la resonancia. Este se encuentra detrás de los dientes, cerca de la parte posterior de la garganta. Abre la boca y relaja la mandíbula, permitiendo que cuelgue. No fuerces la mandíbula hacia abajo, lo que puede incrementar la tensión y causar irregularidades en el tono vocal. Bostezar puede ayudarte a familiarizarte con la sensación de levantar el velo del paladar y dejar caer la mandíbula sin tensión. Muchos cantantes de ópera integran este movimiento en sus calentamientos al vocalizar mientras bostezan, yendo desde los rangos más altos hasta los más bajos durante la exhalación de un bostezo.

  3. 3

    Deja que surja un vibrato natural, el que son ondulaciones periódicas en tu voz. El vibrato contribuye al timbre vocal brillante que muchos asocian con la música clásica y suena como si tu voz temblara ligeramente hacia arriba y abajo alrededor de la nota central. Los cantantes de ópera usualmente tienen de 6 a 8 pulsaciones por segundo, pero la velocidad del vibrato varía según cada cantante y según el estilo de ópera. Los cantantes que experimentan dificultades para desarrollar o mantener un vibrato uniforme y expresivo deben escuchar grabaciones de cantantes profesionales o trabajar con un profesor de canto.

Consejos y advertencias

  • Contrata a un profesor de canto. La Asociación Nacional de Profesores de Canto, o NATS por sus iniciales en inglés, ofrece un sitio web que ayuda a conectar a estudiantes potenciales con profesores profesionales de canto. Aprender a cantar ópera requiere un profesor experimentado en este estilo para que ayude al estudiante a dominar no solo la técnica, sino el estilo, el lenguaje y los gestos de la actuación asociados con la ópera.
  • Si duele, detente de inmediato. Cantar ópera no tiene que causarte dolor ni incomodidad en ninguna parte del cuerpo y no debe hacer que pierdas la voz. Consulta a un profesor de canto o a un médico de oídos, nariz y garganta si experimentas dolor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles