Cara sonrojada y otros signos de presión sanguínea elevada

Escrito por barbara bryant | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cara sonrojada y otros signos de presión sanguínea elevada
(Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

La elevada presión sanguínea es una condición seria, pero algunas fuentes expertas indican que no produce síntomas en aquellos que la padecen. No obstante, las opiniones sobre el tema son variadas, y hay fuentes que afirman que la presión muy alta puede provocar reacciones visibles. Aunque hay síntomas de bajo nivel que mucha gente le atribuye a la alta presión sanguínea, también pueden presentarse en personas con niveles normales. Los signos aparentes de esta condición son ocasionados por otros factores; algunos pueden indicar un daño de los órganos producto de una presión sanguínea muy elevada durante mucho tiempo.

Otras personas están leyendo

Antecedentes

La elevada presión sanguínea, también conocida como hipertensión, se define como una presión mantenida o recurrente que llega a los 140/90 o más. Si no se inicia un tratamiento, la condición puede dañar las arterias, y la formación de placas en las paredes arteriales incrementa considerablemente el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón o sufrir un ataque. Las personas cuya presión sanguínea alcanza los 200/120 o más, necesitan de un tratamiento inmediato.

Síntomas falsos

Según informa la Asociación Americana del Corazón (AHA), la presión sanguínea elevada persistente o crónica (a diferencia de los lapsos cortos de presión alta) no produce síntomas. Pero, según la Clínica Mayo, cuando la presión de una persona alcanza niveles elevados y peligrosos, puede producir fuertes dolores de cabeza, mareos y sangrados de nariz sorprendentemente frecuentes. En los casos más extraños, puede ser que los individuos con elevada presión sanguínea en etapa inicial también desarrollen estos síntomas, agregó la fuente.

Otros factores

Según Caringmedical.com, la gente con presión sanguínea normal tienen las mismas posibilidades de experimentar los síntomas antes mencionados que aquellos cuya presión está elevada, lo que indica que esta condición no es el factor desencadenante. Sin embargo, estas reacciones pueden originarse por el daño que la alta presión sanguínea le provoca al cerebro, los ojos, el corazón y los riñones. "En los casos menos frecuentes, la presión alta puede causar hinchazón cerebral, lo que puede conducir a un aletargamiento o un estado de coma", añadió la fuente.

Cara sonrojada

La cara sonrojada es producto de la dilatación de los vasos sanguíneos en el rostro, que puede originarse por estrés emocional, clima caluroso, exposición al sol, uso de alcohol, ejercicio, baños calientes y viento. Estos factores también pueden elevar la presión de forma temporal, pero, tal como sostiene AHA, la ruborización facial no guarda relación con la elevación momentánea de la presión, que es también una reacción, no un catalizador.

Efectos secundarios de los medicamentos

A pesar de que la alta presión sanguínea no produce el rubor facial, puede ocurrir como un efecto secundario de las drogas diseñadas para bajar la presión, como los vasodilatadores, los alfa bloqueadores y el tamoxifen, según explica la Clínica Mayo.

Diagnóstico

No hay síntomas obvios para establecer un diagnóstico de presión alta, por lo que se requieren los controles y la confirmación de un médico, afirma AHA.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles