Por qué los caracoles salen de sus caparazones.

Escrito por emily zebrun | Traducido por huntress thompson
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    Por qué los caracoles salen de sus caparazones.

    Los caracoles (de la clase de los Gasterópodos) son moluscos similares a las babosas. De acuerdo a la Enciclopedia Británica, edición 2009, los caracoles viven en la tierra, aguas dulces o saladas y se diferencian de las babosas por los caparazones circulares que llevan a cuestas. Éstos albergan los tejidos suaves y órganos internos de los caracoles, pudiendo retraer el resto de sus cuerpos a sus caparazones para protegerse de depredadores, condiciones ambientales desfavorables y como modo de preservación de su tan necesaria humedad durante la hibernación- un comportamiento común en la mayoría de los caracoles terrestres y de agua dulce.

    Un caracol dentro de su caparazón. (Snail image by StelaCapy from Fotolia.com)

  • 1 / 5

    Alimentación

    De acuerdo a W.G. Binney en el Bulletin of the Museum of Comparative Zoology, una de las principales razones por la cual todos los tipos de caracoles dejan sus caparazones es para alimentarse. Algunos de estos moluscos son omnívoros: comen material vegetal y animal. Muchos caracoles terrestres, de todos modos, mantienen una dieta de material vegetal que consiste en hojas, corteza, semillas, frutas y vegetales, y pueden ser hallados en sitios con muchas plantas como jardines o campos de cultivo. Dado que los caracoles son dañinos para las plantas, gran parte de los humanos los consideran como pestes. Los caracoles de agua dulce mantienen una dieta a base de algas, plantas acuáticas, plancton y otros microorganismos.

    Dos caracoles abandonan sus caparazones para comer una manzana, parte de su dieta natural. (Snails eats an apple image by ksurrr from Fotolia.com)

  • 2 / 5

    Ambiente seguro

    Cuando un caracol siente que su hábitat es seguro, sale de su caparazón. Todos los caracoles son altamente depredados por pájaros, mamíferos, reptiles, peces, insectos e incluso otros caracoles más grandes; motivo por el cual necesitan de un medio de protección de esos predadores: su caparazón. Una vez que la amenaza haya pasado, el caracol dejará su caparazón y continuará alimentándose, moviéndose, apareándose e interactuando con su ambiente.

    Los humanos son un enemigo natural del caracol. (Snail image by anna karwowska from Fotolia.com)

  • 3 / 5

    Hibernación

    Los caracoles terrestres o de aguas dulces saldrán de sus caparazones cuando no estén hibernando. Estos moluscos son muy sensibles a la temperatura y, cuando comienza la estación invernal y el clima se torna demasiado frío para ellos, se retraen a sus caparazones hasta que el clima esté más cálido. Las temperaturas bajas del invierno afectan el metabolismo del caracol, volviéndolo lento y más susceptible a ser cazado, congelando la mayor parte de su dieta. En las regiones más frías del norte, los caracoles que están fuera de sus caparazones, de hecho pueden congelarse hasta morir. Una vez que llega la primavera y con ella el calor, saldrán de su hibernación y dejarán sus caparazones.

    Un caracol hiberna durante el invierno. (snail image by Darko Veselinovic from Fotolia.com)

  • 4 / 5

    Apareamiento

    Los caracoles salen de sus caparazones para aparearse. Todos los terrestres producen células sexuales femeninas y masculinas pero no pueden fertilizarse a sí mismas, por lo cual precisan de un compañero de apareamiento. Muchos caracoles terrestres llevan a cabo un ritual de cortejo que puede durar entre 1 a 12 horas antes de que algún tipo de contacto ocurra, permaneciendo fuera de sus caparazones a lo largo de todo este proceso. Los caracoles de agua dulce son en su mayoría hermafroditas, pero algunas especies tienen sexos separados. Esta especie de caracol no suele presentar rituales de cortejo.

    Un caracol fuera de su caparazón. (two snails on the leaf image by Yuri Davidov from Fotolia.com)

  • 5 / 5

    Ambiente húmedo

    Es muy importante que los caracoles se mantengan húmedos. Éstos saldrán de sus caparazones solo si su ambiente tiene suficiente humedad en el aire como para estar cómodos. Los caracoles terrestres y de agua dulce deben producir moco para poder desplazarse (responsable por dejar el pegajoso camino de caracol por donde ha pasado) y utilizan la humedad del ambiente para producirlo. El agua es a su vez esencial para evitar que los tejidos suaves y los órganos internos (que están dentro del caparazón) se sequen.

    Este caracol terrestre ha encontrado un adecuado y húmedo ambiente. (snail image by Marek Kosmal from Fotolia.com)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles