Las características biológicas del período Jurásico

Escrito por dan fielder | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las características biológicas del período Jurásico
Algunos dinosaurios herbívoros utilizaban su gran tamaño para protegerse de los depredadores. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El período Jurásico de la historia de la Tierra ocurrió desde 206 a 144 millones años atrás. Al comenzar el Jurásico, el supercontinente llamado Pangea continuó su ruptura en más masas de tierra aisladas. Nuevos océanos inundaron espacios entre las masas de tierra. El clima cálido y seco previo dio paso a un clima subtropical húmedo que era más hospitalario para la vida. Las plantas florecieron en este entorno. Pequeños y grandes dinosaurios comenzaron a vagar por los territorios. Los primeros mamíferos -pequeños animales, como los roedores- comenzaron su evolución en animales más complejos.

Otras personas están leyendo

Las plantas terrestres

Las coníferas como la araucarioxylon dominaban la tierra durante el período Jurásico. Otras plantas terrestres incluían los musgos, los equisetos y los helechos. Los equisetos a menudo eran pastados por los dinosaurios herbívoros. Esta planta tenía tallos subterráneos que podían volver a crecer, evitando que los dinosaurios devastaran la población de equisetos. Las primeras plantas con flores evolucionaron durante el período Jurásico tardío, un hito importante en la evolución de las plantas.

Animales terrestres

Los dinosaurios dominaron la Tierra durante el período Jurásico. Los herbívoros grandes como el stegosaurus y el brachiosaurus vagaban por la tierra. El stegosaurus tenía dos filas de placas de forma triangular en su parte posterior. El brachiosaurus tenía un cuello largo que utilizaba para alimentarse de las copas de los árboles altos. El carnívoro primario durante el Jurásico era el allosaurus. Él recorría América cazando presas en lo que ahora son los estados de Colorado, Utah y Wyoming.

Vida marina

Los mares interiores poco profundos recién formados y los océanos estaban llenos de abundante vida. Los plesiosaurios de cuello largo se encontraban en la parte superior de la cadena alimentaria, junto con los tiburones, los cocodrilos marinos y las rayas. Las otras criaturas incluían los cefalópodos como el calamar, el ictiosaurio y las amonitas sin concha. Los arrecifes de coral se originaron en las aguas cálidas. Las esponjas y moluscos eran abundantes. El plancton microscópico proliferó y fue una parte vital de la cadena alimentaria.

Criaturas voladoras

Durante el Jurásico, el archaeopteryx comenzó a volar por los cielos. Es el ave más antigua que se conozca, y compartió el espacio aéreo con los pterosaurios, que eran los reptiles voladores que existían desde el período Triásico. El archaeopteryx difería de los pájaros modernos en varios aspectos clave. Tenía un conjunto completo de dientes, una larga cola ósea y tres garras en las alas. El archaeopteryx tenía plumas, pero no se sabe si usaban estas plumas para la regulación de la temperatura del cuerpo o para el vuelo. La criatura fue un puente evolutivo entre los reptiles voladores y las aves que vuelan tal como existen en la actualidad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles