Lifestyle

Características de los buenos modales

Escrito por karen silvestri | Traducido por mila guevarian
Características de los buenos modales

Los buenos modales se transmiten de padres a hijos.

All in the family image by My 3 kids from Fotolia.com

En francés, los buenos modales reciben el nombre de “etiquette”, que significa “pequeños letreros”. Y es que las buenas maneras no son más que unas pequeñas normas que hay que seguir en las diversas situaciones con las que nos encontramos en nuestro día a día. Es mucho lo que se ha escrito sobre las buenas maneras; el libro más famoso sobre este tema fue redactado por Emily Post en 1922, y desde entonces ha sido revisado y reeditado muchas veces. Un comportamiento aceptable a nivel social tiene muchas reglas, pero todas ellas tienen en común unas características familiares.

Otras personas están leyendo

Cortesía

Una de las características de las buenas maneras es el arte de la cortesía que, entre otras cosas, implica decir "por favor" y "gracias" cuando la situación lo requiera. También demuestras ser cortés cuando sujetas la puerta para que pases alguien que tiene ocupados los brazos o cuando le ofreces la mano a alguien que ha dado un traspié. En resumen, la cortesía es tratar a los demás como a nosotros nos gustaría ser tratados.

Respeto

Actuamos con los que tenemos alrededor con cuidado y respeto. No los juzgamos por su raza, género, edad, cultura o religión. Esta característica de los buenos modales significa que tratamos a todo el mundo con respeto y esperamos que ellos hagan lo mismo con nosotros. Si muestras respeto a tus mayores, a los discapacitados y prácticamente a todo tipo de persona con quien entres en contacto, estarás poniendo en práctica tus buenos modales.

Responsabilidad

Estás de visita en casa de alguien y sin querer rompes un pequeño jarrón en el cuarto de baño. ¿Lo recoges y lo tiras a la basura sin decirle nada a nadie? ¿O buscas a tu anfitrión para disculparte y ofrecerte para reemplazarlo? Las buenas maneras exigen que asumamos la responsabilidad de nuestros propios actos. La sociedad también se beneficia de esta característica de los buenos modales, ya que todo el mundo se hace responsable de su forma de comportarse.

Generosidad

Ofrecer tu lugar en la fila a alguien que va con muletas es un ejemplo de generosidad. También se muestra generosa quien, cuando está cenando fuera en compañía de otros, permite que la persona que tiene a su lado tome el último panecillo. Éstos son pequeños detalles que demuestran que uno se preocupa por los demás antes que por sí mismo, una característica más de los buenos modales. Si obsequiamos a los demás con unas intenciones altruistas, haremos nuestra sociedad más fuerte.

Honestidad

La honestidad es la base de las buenas maneras. La mentira siempre es destructiva, por muy pequeña que sea. La etiqueta requiere que las personas se valoren unas a otras lo suficiente como para decirse la verdad. El no va más de las buenas maneras es aplicar la honestidad a cada una de las decisiones que haya que tomar. Este rasgo de las buenas maneras es esencial para conseguir una sociedad segura en la que sentirse a salvo.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media