Las características geológicas del período silúrico

Escrito por casandra maier | Traducido por blas isaguirres
Las características geológicas del período silúrico

Las masas de tierra formaron vastos supracontinentes durante el período silúrico, aunque América del Norte estaba relativamente en la misma posición.

Comstock/Comstock/Getty Images

El tercer período del período paleozoico se conoce como el período Silúrico. Hace 440 millones de años, esto marcó una época en que la tierra estaba todavía en sus primeras etapas de desarrollo. El período se divide en dos segmentos, el período Silúrico temprano y tardío, y se cree que han seguido una extinción en masa durante el periodo Ordovícico. Un examen de la geología del período Silúrico permite una mejor comprensión de la estructura de la tierra en el momento.

Otras personas están leyendo

Aspectos básicos

La tierra seca durante el período Silúrico se parecía mucho a los desiertos de hoy. Los depósitos salados llamados evaporitas se formaron debido a las condiciones áridas cercanas al ecuador. También fue una época de gran actividad volcánica. La tierra no era verde o exuberante, ya que no albergaba vida. Los dinosaurios, mamíferos, anfibios y aves no estuvieron presentes durante este tiempo. Sin embargo, el período Silúrico marcó el momento en que comenzó la vida en movimiento de los océanos a la tierra firme. El cierre de las cuencas oceánicas permitió la diversificación de las masas de tierra para apoyar la emergencia de las plantas terrestres que luego cambiaron la atmósfera para formar la capa de ozono.

Masas de tierra

Las masas de tierra continental durante el período Silúrico no se parecían en nada como son hoy en día. La tectónica de placas se movió y movió los continentes, haciendo que se conviertan en grandes masas de tierra llamada supercontinentes. El supercontinente Gondwana era la masa de tierra más grande, situada alrededor del Polo Sur. Otros continentes incluían a Laurentia, Siberia y Báltica, que se agruparon alrededor de la línea ecuatorial. Al final del período Silúrico, Báltica y Laurentia chocaron para formar un nuevo supercontinente llamado Euramerica. "En la zona del Atlántico Norte el Silúrico marcó el cierre del gran Océano 'Japeto' que separaba nuestros días América del Norte entre el norte de Europa ", según Silurian.com.

Océanos

Uno de los lados del globo estuvo completamente cubierto por el océano durante el período Silúrico, así como gran parte del Polo Norte. Los mares poco profundos cubrieron partes de otros continentes. Los climas cálidos contribuyeron a la fusión de las grandes capas de hielo que causaron los niveles del mar en aumento en todo el mundo. Sin embargo, los glaciares todavía permanecían en las zonas altas. Los océanos cubrían Nueva York y Nevada, y el País de Gales estaba cubierto por una cuenca oceánica estrecha.

Montañas

Como la tectónica de placas se movió y las cuencas oceánicas se cerraron durante el período Silúrico, esto permitió la formación de nuevas cadenas montañosas. Los depósitos de sedimentos en Inglaterra también crearon nuevas cadenas montañosas. Hacia el final del período Silúrico, dos enormes macizos montañosos se formaron a lo largo de los bordes de los márgenes continentales.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media