Características de un límite o falla transformante

Escrito por david foulds | Traducido por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Características de un límite o falla transformante
La falla de San Andrés es un límite transformante. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

La corteza de la Tierra, conocida como litósfera, está hecha de segmentos de forma irregular, llamados placas. Estas placas son de 4 a 40 millas (6,4 a 64 km) de espesor y se mueven en corrientes de convección generadas desde el núcleo de la Tierra. El movimiento de estas placas con el tiempo ha cambiado drásticamente la forma de nuestros continentes, así como ha creado y destruido océanos y construido montañas. Cuando estas placas se encuentran son los llamados límites. Los límites o fallas transformantes son un tipo de límite tectónico.

Otras personas están leyendo

Tipos de límites

Hay tres tipos de límites de placas litosféricas, o tectónicas: convergentes, divergentes y transformante. Estos límites son donde dos o más placas tectónicas se encuentran e interactúan. Cuando la presión que se acumula entre las dos placas se libera intermitentemente, experimentamos terremotos. Cada tipo de límite tiene ciertas características que sirven para definir el límite.

Límites convergentes

En los límites convergentes o destructivos, una placa se introduce por debajo de otros en áreas llamadas zonas de subducción. A medida que se sumerge una placa debajo de la otra, la placa de subducción se calienta y se licua, formando el magma. Este magma puede salir a la superficie como los volcanes. Alrededor de los bordes de la placa del Pacífico hay muchos volcanes y esta zona es conocida como el Anillo de Fuego. En el océano, estos volcanes pueden formar arcos de islas, como las Islas Aleutianas. Si dos placas convergen, pero una placa no pueden subducir debajo de la otra, se forman las montañas. El Himalaya se formó a través de este mecanismo.

Límites divergentes

Los límites divergentes son los lugares donde dos placas se alejan una de la otra, conocidos como centros de expansión. La Cresta del Pacífico es uno de esos límites. Aquí, el magma del manto brota hacia la superficie y se enfría, formando una nueva corteza. A medida que continúa aflorando, la nueva corteza actúa para empujar la antigua corteza hacia los límites convergentes, donde la corteza más antigua se destruye a través de la subducción. Los límites divergentes, por lo tanto, son un mecanismo importante para el movimiento de las placas tectónicas.

Límites transformantes

Los límites transformantes están donde dos placas se deslizan una sobre otra horizontalmente. No se crea ni se destruye una nueva corteza, por eso también son conocidos como límites conservadores. Cuando las placas de América del Norte y del Pacífico se deslizan una sobre otra es la falla de San Andrés. En este caso, la placa del Pacífico se está moviendo al noroeste más allá de la placa de América del Norte, que se mueve al sureste. Este movimiento ha estado ocurriendo durante los últimos 10 millones de años. Los terremotos de 1906 y 1989 en San Francisco son el resultado de este movimiento. Sin embargo, la mayoría de las fallas transformantes ocurren en el océano profundo. En estas fallas, los terremotos resultan de la circulación de las dos placas una sobre otra. Las fallas transformantes compensan cordilleras que se extienden, y producen márgenes en zig-zag.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles