Características de una personalidad adictiva

Escrito por craig brewer | Traducido por jose luis sabogal
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Características de una personalidad adictiva
Hay que estar atento frente a las señales de una personalidad adictiva. (alcohol image by Andrey Rakhmatullin from Fotolia.com)

Muchas personas sufren de personalidad adictiva. Sin embargo, no todo el que tiene personalidad adictiva es adicto a comportamientos o a sustancias como alcohol, cigarrillos o drogas como normalmente se cree. Así como la gente es increíblemente diversa, también hay un sinnúmero de características de personalidades adictivas. Hoy en día, la mayoría de los adictos comparten algunos rasgos similares. Y, aunque muchos doctores y psicólogos aún debaten la categorización, hay rasgos distintivos que normalmente dan muestras de que una persona pueda tener una adicción, estar en riesgo de tener alguna, o simplemente tener el tipo de personalidad que la hace más susceptible a la adicción.

Otras personas están leyendo

Tendencias de comportamiento

Dos de los comportamientos más comunes asociados con personalidades adictivas son el compulsivo y el antisocial. El primero causa en las personas incapacidad para disfrutar sustancias potencialmente adictivas como las drogas y el alcohol de una manera moderada. Ellos se sienten o completamente en control o impotentes, y cederán ante cualquier impulso si sienten que no pueden mantenerse al margen. Además, aquellos que se sienten obligados a repetir comportamientos dañinos o muestran inhabilidad o falta de voluntad para detenerse una vez que empiezan pueden tender a caer en alguna adicción. El segundo comportamiento se da en personas que a menudo se aíslan ellas mismas de otras personas y pueden caer en drogas o alcohol para sustituir los vínculos con otras personas. Por otro lado, pueden caer en alcohol o drogas para aliviar su ansiedad en situaciones sociales. Adicional a esos dos comportamientos, la personalidad adictiva también es señal de una dificultad para retrasar gratificación. Las personas que tienen dificultades en pensar en las consecuencias de sus acciones en el largo plazo pueden ser más susceptibles a desarrollar una adicción.

Rasgos cognitivos y emocionales

Algunos rasgos cognitivos y emocionales pueden indicar una personalidad adictiva. La inseguridad es a menudo una muestra de que alguien está en riesgo de adicción ya que podría caer en el consumo de sustancias adictivas para lidiar con esta, o se podría sentir impotente para detener la adicción una vez que ya empezó. Además, aquellos que tienen dificultad para lidiar con el estrés en el corto plazo pueden caer rápidamente en drogas o alcohol como una manera de aliviarlo o para lidiar con emociones negativas. Y finalmente, aquellos que tienen tendencia a pensar que es una buena idea sustituir un vicio con otro pueden estar en mayor riesgo de desarrollar una adicción seria. Estas personas tienen a pensar todo en extremo, como ser adictos al trabajo en el día y en la noche refugiarse en el alcohol para relajarse.

Otras enfermedades mentales

Aquellos que sufren de otras enfermedades mentales, como desórdenes de ansiedad, depresión o desorden obsesivo compulsivo, están en alto riesgo de desarrollar adicciones. Puede caer en una adicción como una manera de aliviar sus otros problemas. Aquellos con depresión pueden utilizar las drogas y el alcohol para manejar sus emociones o para evitar lidiar con problemas más profundos y difíciles.

Adicciones "livianas"

La gente que tiene estrecha relación con comportamientos socialmente aceptados, tales como tomar café o ver televisión de manera excesiva, pueden estar en riesgo de adquirir adicciones más serias. Aunque quizás no haya nada malo con algunas adicciones "livianas", la incapacidad de controlarse en relación con actividades relativamente inofensivas, puede indicar una probabilidad a desarrollar adicciones más graves en el futuro. Estas personas deberían estar atentas a sus comportamientos, especialmente en situaciones de estrés o emocionales.

Evitar adicciones

Si estás atento a los rasgos de una personalidad adictiva, estás en una mejor posición para evitar comportamientos que te podrían llevar a adicciones en el largo plazo. Tener esos rasgos no garantiza que te vayas a convertir en un adicto. Si aprendes a estar atento de tus propios hábitos y tendencias, puedes tomar decisiones activamente que eviten comportamientos repetitivos y adictivos antes de que se conviertan en un problema que requiera ayuda profesional. Conocer las señales que se deben monitorear también te ayudará a detectar un problema en aquellos que amas y cuidas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles