Características principales del impresionismo que Claude Monet encarna en su obra

Escrito por ann trent | Traducido por cp mérida
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Características principales del impresionismo que Claude Monet encarna en su obra
Claude Monet es un impresionista muy conocido. (Julien M. Hekimian/Getty Images Entertainment/Getty Images)

Claude Monet es una de las figuras más conocidas y representativas del impresionismo. Fue un pintor francés que trabajó en su arte a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX y hasta su muerte en 1926. La obra de Monet se caracteriza por su interés en el color y la naturaleza, y sus cuadros en ocasiones retratan el mismo tema en diferentes momentos del día.

Otras personas están leyendo

Impresionismo

La característica principal de la obra de Monet es su compromiso con los principios básicos del impresionismo, como la importancia en la textura, la luz y las pinceladas. El enfoque de Monet cambió de la importancia que se daba al motivo de una pintura (como un barco, paisaje o persona) a la forma en que las pinturas se plasman sobre un lienzo. El arte de Monet busca captar lo que el ojo ve y el cambio dinámico del paisaje en función de la perspectiva y la luz.

Naturaleza

La obra de Monet se centra principalmente en escenas de la naturaleza. Incluso en sus primeros trabajos donde aparecían formas humanas, el mundo natural recibe tanta atención como estas. Sus pinturas más famosas, como sus series de pajares y lirios de agua, son exclusivamente representaciones de la naturaleza. Monet también tuvo un interés durante toda su vida por el agua, la cual pintó en todas sus formas, desde ríos turbulentos hasta la plácida superficie de su propio estanque de lirios.

El uso del color

Las pinturas de Monet se distinguen en que no utilizó el método tradicional del claroscuro, que crea un efecto tridimensional con la sombra y la luz. En vez de ello utilizó bloques ininterrumpidos de color en formas inesperadas para crear paisajes vibrantes pero planos. Para él y otros impresionistas, el color no era intrínseco a un objeto, sino que dependía de la calidad de la luz arrojada sobre él. Monet también evitó las líneas para delimitar las formas en su pintura, utilizando en cambio, puntos y manchas de color para indicarlas.

Imágenes repetidas

Monet también es conocido por sus pinturas repetidas de un mismo objeto en diferentes momentos del día, reflejando los cambios en el color y la luz. Una de sus series más conocidas es la de pajares en un campo, pintados a lo largo de un día y de varios días con diferentes calidades de luz. Monet pintó igualmente series de álamos y la catedral de Rouen. Hacia el final de su vida, se dedicó por completo a la pintura de su propio estanque de lirios durante todo el año.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles