Características de protistas que parecen animales

Escrito por judy brown | Traducido por mayra cabrera
Características de protistas que parecen animales

Los foraminíferos son protistas marinos de una sola célula con conchas.

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Los protistas son llamados semejantes a las plantas, a los hongos o a los animales ya que comparten algunas de las características con ellos, a pesar de que pertenecen a una categoría diferente, el reino Protista. Todos ellos son eucariotas (es decir, que tienen un núcleo) y viven en condiciones de humedad, ya sea en sal o agua dulce o dentro de otros organismos. Tienen una sola célula, aunque algunos parecen multicelulares ya que viven en colonias. Los protistas semejantes a los animales son también llamados protozoos, o "primeros animales", ya que se desarrollaron a partir de bacterias hasta convertirse en los antepasados ​​evolutivos de los animales más complejos.

Otras personas están leyendo

Características generales de los protozoos

Casi todos los protozoarios son heterótrofos, es decir, encuentran alimento de su entorno, ya que no pueden generar su propio alimento dentro de la célula como hacen las plantas. La célula está rodeada por una membrana y contiene pequeñas estructuras denominadas orgánulos, como las mitocondrias y las vacuolas digestivas, que llevan a cabo funciones esenciales tales como la conversión del oxígeno y de los alimentos en energía. Hay cuatro tipos principales de protozoos, que se clasifican de acuerdo a cómo se mueven y dónde viven: rhizopoda (protistas con "pies falsos" llamados pseudópodos), ciliados (protistas cubiertos de pequeños cilios parecidos a cabellos); flagelados (protistas con "colas" látigos); o sporozoa (protistas parásitos). La mayoría de las amebas, ciliados y flagelados son de vida libre y constituyen una parte importante del ecosistema mediante la supresión de ciertas bacterias y son una fuente de alimento para organismos más grandes.

Rizópodos

Los protistas principales de este grupo son las amebas, que viven en agua dulce o como parásitos y foraminíferos, que viven en el mar y forman conchas. Todos ellos se caracterizan por ser seudópodos (de falsos "pies"), los lóbulos o protuberancias con forma de dedo de citoplasma les permiten moverse. Se alimentan de bacterias y protozoos más pequeños mediante su captura en sus pseudópodos y los absorben en las vacuolas, donde las enzimas los digieren. Los residuos y el exceso de agua pasan a través de agujeros en la membrana celular. Las amebas se reproducen asexualmente por fisión binaria, donde el núcleo se divide en dos y una nueva célula se formas alrededor de cada una. Los foraminíferos se reproducen de manera diferente en generaciones alternas, asexualmente por fisión, entonces sexualmente al unirse para intercambiar material nucleico. Unas pocas amebas viven como parásitos; por ejemplo la entamoeba, la fuente de la disentería amebiana.

Ciliados

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Los ciliados, tales como el paramecio, tienen estructuras similares a cabellos minúsculos llamados cilios que crecen de sus superficies. Los cilios los impulsan a través del agua y capturan alimentos al dar una bocanada en una ranura similar a una boca en la superficie de la membrana. Se alimentan de algas y bacterias y son a su vez comidos por grandes protozoos, como las amebas. Los ciliados tienen más de un núcleo: uno grande, que gobierna las funciones cotidianas y otros más pequeños con fines reproductivos. Algunos ciliados se reproducen sexual y asexualmente, primero se unen para intercambiar núcleos reproductivos, a continuación, el núcleo doble resultante se divide para crear nuevas células.

Flagelados

Los flagelados tienen un látigo o una estructura similar a una cola para propulsarse a través del agua. Unos pocos, los fitoflagelados, pueden hacer su propio alimento mediante la fotosíntesis, como hacen las plantas. Otros fagocitan partículas de alimentos en las vacuolas, o absorben moléculas de nutrientes a través de la superficie de la membrana. La mayoría de los flagelados se reproducen por fisión, pero algunos lo hacen sexualmente por fusión entre sí antes de dividirse. Algunos son parásitos flagelados, por ejemplo el tripanosoma y la giardia causa la enfermedad del sueño y giardiasis (diarrea y vómitos), respectivamente.

Esporozoarios

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Los esporozoarios son parásitos, lo que significa que viven en o dentro de un cuerpo huésped y le causan daño. Dos de las más graves enfermedades parasitarias humanas son la malaria o la coccidiosis. Al carecer de cilios, flagelos o seudópodos, los esporozoarios dependen de su organismo huésped para alimentarse y de vectores tales como los mosquitos para llevarlos allí. Pasan de un huésped a otro, o de un vector a un huésped, como esporas. Los esporozoarios también se llaman apicomplexa porque tienen un "complejo apical," una estructura que produce enzimas y permite el protista a acuñarse en la célula huésped. La reproducción tiene dos fases, sexual y asexual.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media