Cultura y ciencia

Características de los seres vivos para pequeños del jardín de niños

Escrito por jamie anderson | Traducido por karly silva
Características de los seres vivos para pequeños del jardín de niños

Alienta a los estudiantes a que descubran el mundo que los rodea mediante la exploración de los seres vivos.

Seiya Kawamoto/Lifesize/Getty Images

Una unidad importante en el currículum de ciencia de la mayor parte de los jardines de niños es la que tiene que ver con la exploración de los seres vivos. Una vez que los niños pueden identificar cuáles son estos (plantas y animales), están listos para descubrir sus características y necesidades básicas. La instrucción en las ciencias y la exploración permitirán a los niños comprender el mundo que los rodea. Alienta a los estudiantes a hacer descubrimientos a través de diferentes actividades relativas a las características de los seres vivientes.

Otras personas están leyendo

El ciclo de vida de la mariposa

El ciclo de la vida es una de las características de los seres vivos que más fascina a los pequeños estudiantes del jardín de niños. Todos los seres vivientes cambian y crecen. Haz que los estudiantes exploren el ciclo de vida de la mariposa a través de una historia y un proyecto artístico. Comienza leyéndole a la clase "La oruga muy hambrienta", de Eric Carle. Identifiquen y discutan las cuatro etapas del ciclo de vida de la mariposa: huevo, gusano, crisálida o capullo, y mariposa. Dale a los estudiantes largas tiras de papel que contengan cuatro secciones y muéstrales cómo etiquetar cada sección con las etapas del ciclo de vida. Permite que los estudiantes elaboren una representación de cada etapa pegando los siguientes objetos: un pompón pequeño para el huevo, una cadena de malvaviscos miniaturas para el gusano, un cacahuete en su cáscara para la crisálida, y para la mariposa un pañuelo de papel atravesado por el centro con un limpiapipas.

Búsqueda de necesidades básicas en revistas

Una vez que los niños hayan recibido una introducción a las necesidades básicas de los seres vivos, permite que apliquen sus conocimientos en una búsqueda de revistas. Elabora una hoja de trabajo y divídela en dos secciones con los encabezados "sí" y "no". Fotocópiala y repártela a cada uno de los estudiantes. Dales también revistas viejas, tijeras y barras de pegamento, y en seguida aliéntalos a hojear las revistas para recortar imágenes de cosas que los seres vivos necesitan o no. Los estudiantes deberán pegar las imágenes en la columna adecuada. Por ejemplo, pueden pegar una imagen de lluvia en la columna "sí", porque una planta necesita agua, y un juego de vídeo en "no". Otro estudiante puede pegar una hogaza de pan en "sí", porque los animales necesitan comida, y una silla en la columna "no". Una vez que hayan terminado, permite que los pequeños compartan sus hallazgos.

Ciencia al estilo canción de cuna

Utilizar canciones de cuna que les resulten familiares a los pequeños tiene buenos resultados en otras clases que no son de lectura y lengua. La razón de esto es que las canciones son una herramienta excelente para crear conexiones y despertar el interés de los alumnos. Intenta utilizar sus canciones favoritas, como "Los cinco burritos" en México, para describir a los seres vivos y a los objetos no vivientes. Comienza leyendo la canción a la clase y pide a los alumnos que se unan en una segunda y tercer lectura. Si es posible añade material visual, como un póster o un libro, para que los alumnos lo contemplen mientras leen. Luego repasen las características de los seres vivos. Pide a los estudiantes que analicen a los personajes de la canción y señalen cuáles son seres vivos y cuales no lo son. Recuerda alentarlos a que te expliquen porque han concluido eso. Por ejemplo, un estudiante puede decir que la luna y el río no son seres vivientes porque no necesitan aire o comida para sobrevivir. Otro estudiante puede decir que los burritos son seres vivos porque crecen y cambian. Si lo deseas, permite que los estudiantes elaboren un cuadro o diagrama con palabras o imágenes que muestren sus descubrimientos.

¡Míranos crecer!

Una manera estupenda de ilustrar la forma en que los seres vivos crecen y cambian es pedir a los estudiantes que traigan fotografías de sí mismos. Solicita a los padres que manden dos fotografías de sus niños: una donde salga como un bebé y otra como un niño en edad de gatear. Tómale una fotografía a cada niño del salón e imprímelas para que puedan verse tal cual son ahora. Aliéntalos a discutir qué ha crecido y cambiado en ellos desde que nacieron. ¿Qué los ayudó a crecer y cambiar? por ejemplo, discutan como la leche, la comida saludable y el ejercicio los han ayudado a desarrollarse desde su nacimiento. Dale a cada estudiante una tira de papel dividida en cuatro secciones y pídeles que peguen las tres imágenes, en orden, sobre ella. Ayuda a los estudiantes a dibujarse a sí mismos como adultos en la cuarta sección y hagan una lluvia de ideas sobre lo que puede cambiar para entonces (como la estatura o la ropa) y lo que se mantendrá igual (como el color del cabello, los ojos y la piel). Sigan discutiendo qué los ayudará a crecer y cambiar.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media