Salud

Características sexuales primarias y secundarias

Escrito por chris burke | Traducido por laura de alba
Características sexuales primarias y secundarias

El vello facial es un ejemplo de una característica sexual secundaria en los machos humanos.

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Una característica sexual en un organismo es cualquier rasgo físico o psicológico que esté asociado con la reproducción sexual. Cualquier organismo, incluso una flor, que se reproduce sexualmente tiene características sexuales, al contrario de la asexualidad, que sucede al copiarse a sí mismo. Los científicos separan las características sexuales en dos categorías: primarias y secundarias. Algunas características están involucradas de forma activa en la reproducción, mientras que otras simplemente están asociadas con un sexo en específico.

Otras personas están leyendo

Reproducción sexual

La reproducción sexual difiere de la reproducción asexual porque requiere dos organismos para crear descendencia. Los organismos que se reproducen de manera asexual crean descendencia copiando su material genético y haciendo clones de sí mismos. Las especies que se reproducen de forma sexual combinan el material genético de ambos organismos, creando descendencia que tiene genes de los dos padres. Las características sexuales permiten este intercambio genético al igual que ayudan a los organismos de las mismas especies a identificar a sus parejas sexuales.

Características sexuales primarias

Las características sexuales primarias también son conocidas como órganos sexuales y son partes de el cuerpo de un organismo que ayudan activamente a la reproducción sexual. Los organismos que se reproducen de forma sexual tienen versiones masculina y femenina y cada sexo tiene su propio conjunto particular de características sexuales primarias, diferentes a las del otro sexo. Estas características pueden ser externas, como el pistilo de una planta de flores, o internas, como los ovarios que se encuentran en los mamíferos femeninos.

Características sexuales secundarias

Las características sexuales secundarias no tienen un propósito reproductivo específico, pero diferencian a los miembros de sexos opuestos dentro de las especies. Estos pueden no tener un propósito específico en relación con el sexo de la especie y simplemente ser un indicador del sexo, como el vello facial en los machos humanos. Algunas especies, sin embargo, pueden utilizar características sexuales secundarias para enfatizar su atractivo para los miembros del sexo opuesto. Por lo tanto, las características secundarias sirven a un papel importante en el proceso reproductivo general. Los pavos reales masculinos, por ejemplo, usan sus elaboradas plumas para poder atraer a las hembras como parejas.

Ejemplos

Las características sexuales primarias en un macho humano incluyen los testículos, el pene, el escroto y el conducto deferente, que ayudan directamente en la transmisión del material genético del hombre en forma de esperma a la mujer. Las características sexuales secundarias del género masculino en los humanos incluyen el vello facial y la manzana de Adán. Los hombres regularmente también tienen hombros más amplios y la parte superior de sus cuerpos es más musculosa. Las características sexuales primarias en las hembras humanas incluyen los ovarios, las trompas de Falopio, el útero y la vagina, que permiten a las mujeres tener hijos. Las características sexuales secundarias incluyen pechos prominentes y glándulas mamarias. Las mujeres regularmente tienen caderas más amplias y redondeadas y cuerpos menos musculosos.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media