Características de las sillas de estilo Isabelino

Escrito por susan steele | Traducido por marina boninni
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Características de las sillas de estilo Isabelino
Silla de estilo antiguo. (Traditional Style Accent Chair in Cherry Wood Trim image by James Phelps Jr from Fotolia.com)

Durante la era isabelina, el mobiliario de la casa de una persona era un símbolo muy importante de su estatus. Las sillas de estilo isabelino tenían diseños elaborados y se veían principalmente en las casas de los adinerados. Estas sillas se construían en diferentes estilos, pero cada uno tenía un diseño bastante complicado. No se tenía mucho en cuenta la comodidad en la construcción de estas sillas, pero demostraban el trabajo magnífico de aquellos que las crearon.

Otras personas están leyendo

Sillas Glastonbury

Estas sillas reciben este nombre en homenaje al Abad de Glastonbury. Eran al siglo 16 lo que para nuestro siglo son las sillas plegables de madera. Estaban hechas, en su totalidad, de madera y toda su estructura era plegable para guardarlas o moverlas fácilmente de una habitación a otra. Algunos estilos de estas sillas tenían posa-brazos, lo que hacía que fueran más anchas hacia la parte inferior con una parte con forma de codo que brindaba reposo a los brazos a quien se sentaba.

Sillas ensambladas de estilo Isabelino

Esta silla tenía un aspecto más sólido. Se utilizaba con frecuencia en cada punta de una mesa muy larga donde se sentaban las cabezas de familia. Tenían un respaldo alto con gran variedad de diseños de tallado. El asiento y la base tenían forma cuadrada y los brazos estaban inclinados. También tenían en la base, al frente, una parte para el descanso de los pies. Estas sillas de estilo isabelino se fabricaban por lo general con madera de roble.

Sillas "X" de estilo Isabelino

Estas sillas eran unas de las más cómodas de ese período. Eran vistas más comúnmente en casas de la nobleza. Estaban hechas de madera pero cubiertas con tela. La base era de madera y tenía un asiento con un relleno tapizado que daba forma de cojín. El respaldo de la silla era medianamente alto y también estaba cubierto de tela. A menudo estas sillas se combinaban con una otomana para el descanso de los pies.

Sillas con curvas

Estas sillas eran, posiblemente, las más incómodas de las de estilo isabelino. Estaban hechas de madera y eran cortas y pequeñas. Se hacían a mano doblando la madera en un torno. Tenían sólo 3 patas y tenían forma triangular. El respaldo era un palo largo con 3 más pequeños de cada lado. los brazos eran hechos de ejes doblados hacia abajo y el asiento era estrecho y con forma de triángulo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles