DESCUBRIR
×

Cómo caramelizar los limones

Actualizado 17 abril, 2017

Los limones caramelizados pueden ser una adición ácida y también dulce para los platos dulces y salados. El proceso de cocción extrae el azúcar en los limones y crea un glaseado acaramelado en la fruta. Si pones un limón caramelizado sobre un pastel de limón o sobre un pollo asado, agregarás su sabor ácido sin la acidez de la fruta cruda. Son un complemento particularmente bueno para el pescado y para los platos de mariscos.

Instrucciones

Thomas Northcut/Digital Vision/Getty Images
  1. Corta el limón. Puedes hacerlo en trozos o en rodajas delgadas, dejando la cáscara intacta. La cáscara liberará el intenso sabor del limón y sus aceites esenciales. Las rodajas o los trozos más gruesos demorarán más en cocinarse.

  2. Agrega una cucharada de aceite a la sartén y caliéntala a fuego medio. Usa un aceite de sabor natural, como el de cártamo o de canola, cuando desees caramelizar los limones para un postre.

  3. Agrega las rodajas de limón a la sartén y cocínalas a fuego medio durante cinco minutos o hasta que esté blando y dorado. Da vuelta las rodajas varias veces.

  4. Agrega una cucharadita de azúcar para que los limones caramelizados queden un poco más dulces, especialmente si los planeas agregar a un postre. La rodaja de limón debe tener un brillo caramelizado cuando hayas terminado.

Necesitarás

  • 1 limón
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 cucharadita de azúcar (opcional)
  • Sartén