El cardo mariano limpia un hígado graso

Escrito por maura shenker | Traducido por cp mérida
El cardo mariano limpia un hígado graso

La silimarina se extrae de las semillas de la planta de cardo mariano.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Las semillas de cardo mariano contiene un grupo de tres compuestos, silibinina, silidianina y silicristin, que se conocen colectivamente como silimarina. Las palabras silimarina y cardo mariano se usan indistintamente, pero cuando se habla de las propiedades medicinales, es la silimarina la que se utiliza. Según la Clínica Mayo, la silimarina se ha utilizado para tratar trastornos del hígado y la vesícula biliar durante más de 2.000 años. El cardo mariano no limpia un hígado graso, pero puede ayudar a mejorar la función hepática para las personas con hepatitis o cirrosis.

Otras personas están leyendo

Hígado grasoso

La enfermedad del hígado graso está estrechamente relacionada con el síndrome metabólico, que se caracteriza por la obesidad, el exceso de grasa abdominal, la resistencia a la insulina y el colesterol alto. Además, el hígado graso puede ser causado por el abuso de alcohol, el embarazo y ciertos medicamentos para cáncer y enfermedades del corazón. Para la mayoría de las personas con la enfermedad de hígado graso, no hay complicaciones o daños, hasta un 25 por ciento pueden experimentar inflamación del hígado que conduce a la cirrosis o cicatrización y pérdida de la función hepática.

Cardo mariano e hígado graso

El cardo mariano se ha usado tradicionalmente para tratar problemas del hígado, y hay una cierta evidencia científica de que puede ser un tratamiento eficaz para la hepatitis causada por el alcohol o los virus y la cirrosis. Sin embargo, no hay pruebas de que el cardo mariano o silimarina pueda limpiar un hígado graso. La mejor manera de revertir la enfermedad de hígado graso es mantener un peso corporal saludable, hacer ejercicio por lo menos 30 minutos al día casi todos los días de la semana, comer una dieta saludable y evitar los medicamentos, el alcohol y otras sustancias que hacen hincapié en el hígado.

El cardo mariano y la cirrosis

Si tu enfermedad del hígado graso progresa y se convierte en la función hepática comprometida, entonces la silimarina podría ayudar. La silimarina está disponible en cápsulas, extracto líquido y tintura, aunque si el daño hepático está relacionado con el alcohol, se debe evitar la tintura. Las cápsulas de cardo mariano en polvo, que se considera una hierba, contiene 120 a 140 mg de silimarina. El Centro Médico de la Universidad de Maryland recomienda tomar entre 280 y 450 mg de silimarina al día, en dosis divididas. Siempre habla con tu médico antes de usar cualquier remedio herbal.

Revertir el hígado graso

Mantener el nivel de glucosa y los niveles de insulina estables ayudará a tratar el hígado graso y la resistencia a la insulina, un precursor de la diabetes. Consume una dieta rica en granos enteros, frutas y verduras; limita los azúcares añadidos y grasas saturadas. Escoge grasas no saturadas como el aceite de oliva, los frutos secos y el pescado, en lugar de mantequilla, carne de res y los productos lácteos ricos en grasa. Mantén tu colesterol y triglicéridos bajos. El médico puede recomendar medicamentos para ayudar a bajar el colesterol. Algunos medicamentos son una carga para el hígado, toma solamente lo que es medicamente necesario.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media