Carta de intención para alquilar un espacio comercial

Escrito por phil m. fowler | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Carta de intención para alquilar un espacio comercial
Carta de intención para alquilar un espacio comercial. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

El mercado comercial de las bienes raíces se basa fuertemente en cartas de intención para iniciar acuerdos entre los propietarios potenciales y los inquilinos. El propósito general de estas cartas de intención es establecer por adelantado los términos y condiciones que tienen que cumplirse para poder llegar a un acuerdo de alquiler.

Otras personas están leyendo

No vinculante

Una carta de intención es casi siempre un documento no vinculante e informativo usado con el propósito de establecer una base para las negociaciones del arrendamiento. La carta usualmente establece ciertos términos y condiciones que probablemente se convertirán en una parte de un acuerdo de arrendamiento vinculante, pero la carta no es una oferta legal o aprobación de un contrato. Sin un seguimiento del acuerdo de arrendamiento, una carta de intención es inaplicable.

Acuerdo para negociar

Un aspecto de una carta de intención puede ser aplicable. La mayoría de este tipo de cartas son firmadas por el propietario y el inquilino, y la mayoría incluyen una provisión que requiere que cada parte negocie de buena fe hacia un acuerdo final de arrendamiento. Si una de las partes firmó la carta de intención y después desaparece completamente de las negociaciones, la otra parte tiene la posibilidad de demandar por daños. La ley realmente no puede forzar a que dos personas lleguen a un acuerdo.

Términos clave

Una carta de intención contiene típicamente los puntos de acuerdo críticos para un arrendamiento comercial. Los términos clave de este tipo de cartas por lo tanto se basan generalmente en la propuesta del presupuesto del inquilino, la cantidad mensual del arriendo, cualquier pago requerido además de la renta mensual, el espacio total disponible o querido para el arriendo, el uso que se le va a dar al espacio, si el arrendamiento tendrá una opción de compra y el término del arrendamiento. La idea general es que un propietario o inquilino pueda darle la carta de intención a su abogado, y éste pueda tener los términos clave necesarios para poder hacer un bosquejo del acuerdo vinculante de arrendamiento.

Financiamiento

Aunque las cartas de intención son inaplicables como acuerdos de arrendamiento, siguen siendo útiles en el contexto del financiamiento. Un propietario desarrollador o de un edificio puede presentar las cartas de intención firmadas a una empresa de financiamiento para poder probarle que la propiedad probablemente generará ingresos. Por lo tanto, las cartas de intención ayudan a que los proyectos se muevan hacia adelante porque ayudan a que los propietarios financien esos proyectos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles