Cómo hacer en casa bolsas térmicas para el almuerzo

Escrito por audrey farley | Traducido por carolina dellagiovanna
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer en casa bolsas térmicas para el almuerzo
Las bolsas para el almuerzo son un proyecto sencillo para quienes recién se inician en la costura. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Las bolsas para el almuerzo re-utilizables son mejores que las bolsas de plástico o papel para el medio ambiente porque reducen el desperdicio. También son más prácticas para guardar cosas calientes o frías, gracias a su revestimiento aislante. Haz en casa tu propia bolsa térmica para el almuerzo con solo algunos materiales simples. Aunque este trabajo implica costura, es apropiado para principiantes.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 yarda (90 centímetros) de algodón laminado
  • 1 yarda (90 centímetros) de guata
  • Rotulador para tela
  • Cinta métrica
  • Tijeras
  • Alfileres
  • Hilo y aguja
  • Cintas ajustables adhesivas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Dibuja una forma de cruz simétrica sobre el lado laminado de la tela de algodón usando un rotulador al agua para telas. Como referencia mental, piensa en el símbolo asociado a la Cruz Roja. Haz cada extremo de la cruz de diez pulgadas (25 cm), de modo que la figura sea perfectamente simétrica vertical y horizontalmente. Extiende uno de los brazos (no importa cuál) unas tres pulgadas (7,6 cm) a cada lado; la figura debería parecer una cruz común.

  2. 2

    Recorta el patrón de la tela. Colócalo centrado sobre la guata térmica, marca la silueta nuevamente y recorta.

  3. 3

    Coloca la guata directamente sobre el trozo de algodón laminado. Alinea los bordes tan perfectamente como puedas y coloca alfileres en los extremos.

  4. 4

    Da vuelta la pieza de modo que la guata esté debajo. Dobla dos de los extremos de la cruz de modo que se junten en un ángulo de 90 grados, con la parte de guata hacia afuera. Cóselos juntos, removiendo los alfileres a medida que lo haces. Repite este paso hasta que todos los extremos estén cosidos juntos y la pieza se parezca a una caja sin tapa, con los lados más largos sobresaliendo por sobre la abertura.

  5. 5

    Da vuelta la bolsa de adentro hacia afuera de modo que el lado aislante esté ahora por dentro. Colócala sobre la mesa con los lados largos planos. Corta dos tiras de cinta ajustable adhesiva y pega una de las tiras a uno de los lados largos que esté apoyado. Pega la otra tira al borde exterior de la bolsa del lado opuesto.

  6. 6

    Cierra la bolsa doblando hacia adentro o plegando los dos lados más largos de la bolsa y amarrando las tiras de cinta entre sí.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles