Casarse con alguien de otro país

Escrito por contributing writer | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Casarse con alguien de otro país
(Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

Casarse con alguien de un país extranjero es complicado por una variedad de factores que aquellos que se casan con otro ciudadano estadounidense no tienen que enfrentar. Aunque cada relación es diferente, estos factores pueden incluir consideraciones culturales, económicas, de inmigración, lingüísticas y emocionales. Antes de correr el gran riesgo, debes investigar y considerar completamente la forma en que estos factores te afectarán a ti y a tu futura pareja.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Considera los antecedentes culturales de la persona con la que te vas a casar. ¿Es esa cultura muy diferente de la tuya? ¿Estás familiarizado con la cultura de tu futura pareja? ¿Ha pasado tu pareja algo de tiempo en Estados Unidos? ¿Existen otras personas de la cultura de tu pareja viviendo en tu ciudad o vecindario? ¿Está preparada para el impacto cultural de trasladarse a Estados unidos? ¿Estás dispuesto a vivir en su país si se sintiera incómoda aquí? Este es el tipo de preguntas que necesitas hacerte.

  2. 2

    Considera cuán bien se conocen. Si este es un romance breve e intenso o una relación basada en Internet, ¿realmente se conocen lo suficiente? Si no es así, entonces debes considerar darte más tiempo antes de tomar una decisión tan seria. Encuentra una manera de pasar más tiempo juntos o incluso vivir juntos.

  3. 3

    Investiga los problema de inmigración correspondientes. ¿Ya está tu futura pareja viviendo aquí con un visado o tarjeta verde o necesitarás traerla aquí con una visa de prometidos? Si este último es el caso, entonces ¿le resultará difícil para tu futura pareja conseguir una visa? Esto varía de forma significativa dependiendo del país del que venga. Si no puedes encontrar todas las respuestas que necesitas, tal vez sea mejor consultar con un abogado de inmigración.

  4. 4

    ¿Cuál es la situación económica de tu pareja? ¿Será capaz de trabajar aquí? Si no es así, ¿puedes mantenerla hasta que pueda? Esta no es sólo una preocupación práctica para ti, pero si tienes que mantenerla entonces debes estar preparado para demostrar eso al gobierno para que tu futura pareja consiga una visa. También debes ser claro sobre si tu pareja espera que la ayudes económicamente para traer a otros miembros de su familia. Esto también suele ser un punto de disputa.

  5. 5

    Considera la compatibilidad lingüística con tu pareja. ¿Habla al menos alguno de los dos el otro idioma bien? ¿Estarías dispuesto a aprender su idioma? ¿Estaría ella dispuesta a aprender inglés? Este es un problema tanto práctico como cultural. La incapacidad de comunicarse de forma efectiva puede dañar tu relación seriamente. Además, si vas a aprender el idioma, tu pareja se sentirá más cómoda contigo y te facilitará la relación con su familia. Siempre debes recordar que puede ser una experiencia muy traumática ser exiliado a otro país.

  6. 6

    Considera si existe cualquier problema religioso que te separe de tu futura pareja. Esto no tiene que ser un problema, pero si no discutes tus diferencias de forma abierta podría haber serias dificultades más adelante, especialmente cuando se trate de la forma en que tus hijos serán educados.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles