¿Por qué casi me desmayo después de un ejercicio duro?

Escrito por erika henritz | Traducido por andrea galdames
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Por qué casi me desmayo después de un ejercicio duro?
Sentirse débil luego de hacer ejercicio no es grave. (George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

Existen varias razones por las cuales te puedas sentir débil luego de hacer ejercicio, sobretodo si el ejercicio es duro. A pesar de que los síntomas posteriores a desmayarse pueden ser alarmantes, las causas no son graves. Puedes evitar esos síntomas desagradables haciendo pequeños ajustes a los ejercicios. Sin embargo, debes comentar estos síntomas con tu médico para que pueda descargar, improbables pero potencialmente peligrosos, condiciones internas.

Otras personas están leyendo

Síncope

El síncope o el desvanecimiento ocurren cuando el flujo sanguíneo regular hacia el cerebro se interrumpe. El cerebro necesita sangre para funcionar correctamente y mantenerte consciente. Si el flujo sanguíneo se ve disminuido temporalmente, puedes experimentar síntomas de pre-síncope, explica la Clínica de Cleveland. Dependiendo de la cantidad de tiempo que se produce la interrupción, puedes desmayarte o perder la conciencia. probablemente vuelvas en sí a los pocos segundos, pero puedes experimentar confusión mientras tu cuerpo y el cerebro se ajustan nuevamente.

Causas de síntomas de síncope luego de ejercicio duro

Existen muchas situaciones que pueden preceder a un episodio de desvanecimiento. Una situación particular al ejercicio duro es la deshidratación. Si pierdes por sudor más agua de la que bebes, esto resulta en deshidratación. La deshidratación puede disminuir la presión sanguínea y provocar aturdimiento, mareo y desmayo, previene la Asociación Norteamericana del corazón. Ejercitarse en ambientes demasiado calurosos o poco ventilados es frecuentemente asociado al síncope, en especial combinado con la deshidratación.

Causas adicionales y consideraciones

El ejercicio, en particular los de gran intensidad, puede resultar en sobre-esfuerzo. Llevar el ejercicio a un nivel de intensidad que causa que tu corazón deba latir muy rápido puede sobrecargar el sistema cardiovascular. El sobre-esfuerzo también puede dificultar la respiración (por ejemplo, demasiado rápido). A esto se lo denomina hiper-ventilación y puede derivar en subóptimas cantidades de gases de sangre importantes, tales como oxígeno y dióxido de carbono. Así, la hiper-ventilación puede causar los síntomas que ocurren antes de un desmayo.

El ejercicio intenso o prolongado puede reducir el nivel de azúcar en la sangre lo que resulta en hipoglucemia. Como el resto del cuerpo, el cerebro necesita azúcar para operar normalmente. Si el nivel de azúcar decrece a un nivel que reduce los suministros de glucosa en el cerebro, muy probablemente experimentarás síntomas de pre-síncope.

Síntomas de pre-síncope

Lo que estás experimentando es lo que los médicos profesionales denominan síntomas de pre-síncope (o casi desmayo). Ya que son síntomas de un episodio de desmayo, es importante tomar recaudos cuando aparezcan los síntomas para evitar sufrir una herida por la caída. Los síntomas de pre-síncope son sentir mareo o vértigo. Puedes volverte excesivamente pálido y sudoroso. Se pueden nublar la vista y los oídos y puedes sentir nauseas. También puedes sentir un cosquilleo alrededor de los labios o la punta de los dedos, según el "Merck Manual". Cualquiera sean los síntomas, intenta llevar la cuenta de estas manifestaciones para consultar con tu médico, ya que el puede preguntarte para llegar a un diagnóstico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles