¿Qué hacer en caso de un tirón muscular en la pierna?

Escrito por michael keenan | Traducido por noeli parra
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué hacer en caso de un tirón muscular en la pierna?
Los tirones musculares se califican de uno a tres basándose en la cantidad de dolor y pérdida de función. (Stockbyte/Valueline/Getty Images)

En la pierna, los músculos que generalmente sufren tirones son los de la pantorrilla, que se encuentra en la parte posterior de la tibia, el cuádriceps, situado en la parte anterior del muslo, y el isquiotibial, que está detrás del muslo. Los tirones musculares se califican de uno a tres basándose en la cantidad de dolor y pérdida de función. El grado uno son los menos graves y tienen dolor, pero la pérdida de la función es mínima. El grado dos tiene dolor y la pérdida de la función muscular es identificable. El grado tres son los peores debido a que es un músculo parcialmente o totalmente desgarrado. Éste último puede requerir cirugía.

Minimizar la inflamación

Tan pronto como sospeches que has tenido un tirón muscular en la pierna, debes tomar medidas para reducir la inflamación lo más rápido posible. Aplica hielo envuelto en una toalla para el tirón muscular y déjalo actuar durante media hora. No apliques el hielo directamente sobre la piel. También debes elevar la pierna para reducir el flujo de sangre a la zona, lo que reduce la hinchazón. Durante el próximo par de días, pon hielo a los músculos heridos cada tres o cuatro horas, si el dolor persiste. Cuando regreses a los deportes, considera el uso de una venda de la pierna, especialmente para tirones del cuádriceps, para minimizar la hinchazón y seguir poniendo hielo después de la actividad física.

Tomar tiempo libre

Los músculos de las piernas son capaces de recuperarse solos de tirones menores, siempre y cuando se les de tiempo para reconstruirse después de una lesión. ¿Durante cuánto tiempo y qué tipo de descanso se debe tomar? Depende de qué tanto se estira el músculo. Puede que tengas que tomar un descanso completo para las lesiones más graves, como un desgarro parcial o completo. Para las lesiones menos graves se puede considerar formas alternativas de ejercicio que no pongan tanto énfasis en el músculo afectado. Por ejemplo, si has sufrido un tirón del isquiotibial, puedes utilizar una bicicleta de mano para mantener el nivel de condición física cardiovascular, mientras que el muslo se recupera. Si la lesión es menor, o cuando empieces a recuperarte, puedes continuar con las actividades regulares en cantidades e intensidad más pequeñas. Por ejemplo, si eres un ciclista puedes acortar la distancia a la mitad y no hacer cualquier trabajo de carrera hasta que el músculo se haya recuperado.

Estirar

El estiramiento es una parte clave de la recuperación, así como la prevención de tirones en la pierna en el futuro. Cuando las fibras musculares se recuperan, tienen que estirarse para alinearse correctamente con las fibras dañadas. Un buen estiramiento del cuádriceps es pararse en una pierna, agarrar el talón, y tirar de él hacia arriba. Para los isquiotibiales, las flexiones son eficaces. Un buen estiramiento de la pantorrilla es ponerse de pie en el borde de una escalera con tu talón colgando de la parte de atrás y usar el peso del cuerpo para presionar hacia abajo en el talón.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles