¿Qué hace que los casquetes polares se derritan y qué consecuencias tiene esto?

Escrito por andrew breslin | Traducido por rubén moreno
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué hace que los casquetes polares se derritan y qué consecuencias tiene esto?
Un reporte en 2001 concluyó que la década de 1990 fue la más caliente del milenio. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Los casquetes polares que se encuentran en las regiones ártica y antártica contienen trillones de toneladas de hielo, aproximadamente el 1,7% de toda el agua del planeta. Porciones de estos casquetes se derriten y vuelven a congelar como parte natural de los ciclos estacionales. Pero si la cantidad de agua que se congela a la llegada del invierto cada año es menor a la cantidad que se derritió durante la primavera anterior, el efecto resultante es la reducción gradual de estos casquetes, con una consecuente elevación de los niveles del mar a nivel global.

Otras personas están leyendo

El efecto invernadero

Parte del calor que la Tierra recibe del sol es irradiado de regreso al espacio, pero los gases en nuestra atmósfera, particularmente el dióxido de carbono, absorben parte de esta energía irradiada, calentando el planeta a través de un proceso conocido como el efecto invernadero. Los otros planetas del sistema solar nos proveen con ilustraciones dramáticas de este efecto. Mercurio, que se encuentra mucho más cerca del sol que Venus, tiene en promedio una temperatura menor en su superficie, de aproximadamente 167 ºC comparado con Venus, cuya temperatura es de 464ºC, ya que la densa atmósfera de Venus evita que la energía irradiada escape y regrese al espacio.

Temperaturas que se incrementan

La Organización Meteorológica Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente establecieron una amplia colaboración científica internacional para enfrentar el cambio climático, el Panel intergubernamental sobre cambio climático, en 1988. El panel examinó los registros de temperatura de los últimos 140 años. Los científicos estimaron las temperaturas de los últimos 1,000 años utilizando técnicas que involucraron los anillos de los árboles y de las capas de hielo. El reporte del panel en el año 2001 concluyó que "la tasa y duración del calentamiento durante el siglo XX ha sido mucho mayor que en cualquiera de los nueve siglos anteriores. De manera similar, es probable que la década de 1990 haya sido la más caliente y el año 1998 el más caliente del milenio".

Aumento en la concentración de gases de efecto invernadero

El panel concluyó además que "gran parte del calentamiento observado en los últimos 50 años es probable que esté siendo causado por el aumento en la concentración de gases de efecto invernadero". Mientras que el CO2 es considerado el gas de efecto invernadero de mayor importancia, el metano y el ozono también son importantes, pero menores contribuyentes a este fenómeno. Las notas del reporte del Panel agregan además que "la abundancia atmosférica de casi todos los gases de efecto invernadero alcanzaron su valor más alto en su medición durante la década de 1990".

El albedo

El albedo es una medida del porcentaje de radiación que una superficie refleja. Cualquiera que haya salido en un día de verano en una camiseta negra puede comprobar que absorbe mayor porcentaje de radiación que una blanca. Lo mismo sucede con los planetas. El hielo refleja más radiación que el agua. Cuando un casquete polar se derrite, menos radiación es regresada al espacio, permitiendo que entren mayor radiación y calor. El hielo se derrite más rápidamente, reduciendo el albedo terrestre aún más.

Carbono en el permafrost

Un reporte de 2011 elaborado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica y el Centro Nacional de Información sobre la Nieve y el Hielo destaca otro mecanismo a través del cuál el derretimiento de los casquetes polares se sostiene a sí mismo. Cuando los casquetes polares se derriten, el CO2 que había sido atrapado al interior durante miles de años es liberado en la atmósfera. Como este reporte hace notar, "el escape y liberación de carbono actualmente congelado en el permafrost aumentará las concentraciones atmosféricas de CO2 y amplificará el calentamiento de la superficie para iniciar una retroalimentación de carbono positiva en el permafrost (PCF)". El reporte también hace notar que "el derretimiento y decaimiento del carbono del permafrost es irreversible, y controlar los efectos del PCF demandará mayores reducciones en las emisiones de los combustibles fósiles para alcanzar las metas de concentración de CO2 en la atmósfera.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles