Cómo hacer cataplasma

Escrito por david harris | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer cataplasma
(Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Una cataplasma es un remedio de hierbas que se coloca sobre la piel. La teoría detrás de ella es que la piel absorberá las hierbas. La mayoría de las cataplasmas son para ayudar a acelerar el proceso curativo y reducir infecciones. Pueden ayudar a relajar los músculos, aumentar el flujo sanguíneo, quitar toxinas y reducir la inflamación. Puedes utilizar hierbas frescas y secas para las cataplasmas. Antes de crear las tuyas, habla sobre los ingredientes que utilizarás con un médico especialista en medicina naturista.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Hierbas
  • Un mortero
  • Gasa o muselina
  • Peróxido de hidrógeno

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Investiga sobre las propiedades curativas de las hierbas. Como cada una es distinta, asegúrate de estar usando la adecuada para tratar tu problema médico. Las hierbas comúnmente usadas en las cataplasmas incluyen sello de oro, cebolla, salvia y olmo.

  2. 2

    Tritura hierbas secas usando un mortero. Agrega una pequeña cantidad de agua para formar una pasta.

  3. 3

    Corta un trozo de gasa o muselina del tamaño de la zona que deseas tratar con la cataplasma. Coloca en una superficie plana. Esparce la pasta en la muselina.

  4. 4

    Limpia la zona afectada con peróxido de hidrógeno y coloca la cataplasma sobre la piel.

Consejos y advertencias

  • Si estás usando hierbas frescas, hierve una taza de agua en una olla, añade 1/2 taza de hierbas frescas, cocina a fuego lento durante dos minutos y exprime la humedad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles