¿Qué causa la hinchazón y el dolor anal en los gatos macho?

Escrito por kimberly caines Google | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué causa la hinchazón y el dolor anal en los gatos macho?
Observar de cerca a tu gato puede ayudar a detectar enfermedades pronto. (young woman with a red cat image by amlet from Fotolia.com)

La detección temprana de la enfermedad anal en tu gato es esencial para su bienestar. Aunque la enfermedad anal puede ser tratable, siempre existe la posibilidad de que sea de carácter mortal. Las glándulas anales, también conocidas como sacos anales, pueden causar problemas en los gatos machos. Reconocer las anomalías en el comportamiento de tu gato y en el aspecto de su región anal, puede salvar su vida de manera potencial.

Otras personas están leyendo

Fístula perianal

La fístula perianal es una enfermedad que es común en los gatos machos no castrados que llevan su cola baja o tienen glándulas sudoríparas en su zona perianal. La enfermedad se caracteriza por la inflamación e irritación de la región perianal, del recto y del ano. Tu mascota doméstica puede mostrar síntomas como diarrea, estreñimiento y pérdida de apetito. El tratamiento puede incluir la aplicación de compresas tibias, limpieza de la herida, ajuste de la dieta de tu gato, someterse a la cirugía y administración de antiinflamatorios.

Impactación de la glándula anal

Las secreciones de las glándulas anales de tu gato lo ayudan a marcar su territorio. A veces se obstruyen los conductos de las glándulas anales. Esta enfermedad, conocida como impactación de la glándula anal hace que tu mascota doméstica se mueva de un lado a otro del suelo sobre su trasero. También puede lamerse la zona profusamente. Aunque se arrastre, puede liberar secreciones malolientas y tu gato puede dañar su zona anal. Para evitar esto, pide a tu veterinario que vacíe las glándulas anales aplicando presión sobre ellas.

Infección de la glándula anal

Si emerge sangre o pus de la glándula anal de tu gato mientras se vacían, lo más probable es que esté infectada. Un gato con glándulas anales infectadas puede tener dolor e hinchazón alrededor del ano. Además, podría arrastrarse por el suelo con su trasero y lamer con frecuencia la zona. Esta enfermedad es común en los gatos con sobrepeso. El tratamiento puede incluir drenaje diario de las glándulas anales, seguido de una inyección de antibióticos directamente en el saco de apertura. También se pueden recomendar cambios en la dieta y aplicaciones de compresas tibias.

Absceso de la glándula anal

Un gato que sufre de un absceso de la glándula anal tiene todos los signos de una infección. Además, puede tener fiebre y la inflamación puede tener entre un color rojo a púrpura. El tratamiento puede incluir la punción del absceso para que pueda drenar, enjuagar las glándulas anales con un antiséptico tópico, aplicaciones de compresas calientes y administración de un antibiótico oral. Un absceso de la glándula anal puede afectar a los músculos y a los nervios en el área del recto de tu mascota doméstica, que puede desencadenar en incontinencia.

Cáncer de la glándula anal

Un crecimiento en el área del recto de tu gato macho puede ser una indicación de cáncer de la glándula anal. Aunque no es común, este tipo de cáncer se propaga rápidamente y suele ser maligno. Los síntomas de cáncer de la glándula anal incluyen letargo, estreñimiento, pérdida de apetito y sed extrema. El tratamiento puede incluir la eliminación del crecimiento y radiación. También se pueden recomendar seguimiento cercano y próximo de visitas veterinarias.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles