¿Cúal es la causa de las náuseas después de correr?

Escrito por solomon branch | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cúal es la causa de las náuseas después de correr?
Una hidratación adecuada puede ayudarte a evitar las náuseas después de correr. (Creatas/Creatas/Getty Images)

Experimentar fatiga leve o cierto malestar después de correr es normal, pero la sensación de náusea es una señal de que algo está fuera de balance. Los factores comunes que contribuyen a las náuseas después de correr incluyen desequilibrio de líquidos, baja de azúcar en la sangre y sobrecarga física. Comer alimentos que son difíciles de digerir o que irritan la mucosa gástrica puede tener resultados similares. En la mayoría de los casos, basta con controlar tus sesiones diarias y vigilar tu alimentación e ingesta de agua para prevenir que se produzcan las náuseas; pero si pese a estos cuidados no notas mejoría, consulta a un médico para descartar un trastorno subyacente.

Otras personas están leyendo

Desequilibrio de líquidos

La deshidratación suele contribuir a la sensación de náuseas, pero la sobrehidratación también llega a causar síntomas similares. Para encontrar el equilibrio adecuado, pésate antes y después de correr. El peso que notas que se pierde será principalmente el peso del agua, por lo que tendrás una idea de la cantidad de agua que necesitas beber. Comienza a hidratarte desde la noche previa a una carrera vigorosa. Inmediatamente antes de correr, bebe de 1 a 3 tazas de agua o menos para no sentirte pleno. Toma pequeños sorbos de agua durante la carrera y espera hasta terminar para hidratarte completamente. Si sudas mucho mientras te ejercitas, en vez de agua toma una bebida deportiva con electrolitos para hidratarte con mayor eficacia, pero se cuidadoso y mejor evita las fórmulas con alto contenido de azúcar y sal, ya que a menudo son difíciles de digerir y con frecuencia provocan náuseas u otras molestias gastrointestinales.

Problemas de nutrición

No comer lo suficiente o saltarse una comida te hará sentir mareado y con náuseas después de correr, debido a que a tu cuerpo le está faltando el combustible necesario para funcionar correctamente. Por otra parte, comer demasiado o hacerlo poco antes de correr, pone tensión extra en tu sistema digestivo que acarrea calambres y náuseas. Lo que comes también juega un papel determinante. Si consumes alimentos difíciles de digerir o sustancias que irritan la mucosa gástrica como la cafeína, el alcohol o la aspirina; es probable que tengas molestias similares. Para solucionar el problema, haz comidas completas únicamente de 2 a 4 horas antes de correr o de lo contrario, haz una merienda pequeña con no menos de 30 minutos de antelación. Elige comidas compuestas en su mayoría por hidratos de carbono adicionadas con pequeñas cantidades de carne magra y grasas. Evita consumir demasiada proteína y fibra y vigila tu ingesta de azúcar y grasas.

Presión excesiva sobre ti mismo

Las náuseas son una molestia común en los corredores que participan en pruebas de resistencia como maratones y triatlones. Incluso si no estás participando en una carrera larga, puede que estés trabajando más allá de tus límites y quizá apenas lo estés notando. Cuando entrenas a marchas forzadas, no sólo agotas tus reservas de energía, si no que favoreces la producción de ciertos productos como el ácido láctico, que son básicamente secreciones de de desecho. Si estás fuera de forma o tu entrenamiento está sobrecargado, es probable que tu cuerpo no sea capaz de procesar los residuos con la suficiente rapidez, lo que puede provocarte malestares como las náuseas. Además de procurar hábitos adecuados de comida e ingesta de líquidos, aprende a determinar -y a seguir- tu propio ritmo a la ahora de ejercitarte. No corras hasta sentir que estás a punto de vomitar. Si eres un atleta experimentado tratando de aumentar la duración o la intensidad de tu régimen, hazlo despacio y gradualmente.

Consideraciones

Si bien el control de lo que comes, el cuidado de la forma en que te hidratas y el hecho de trabajar a tu ritmo son factores que pueden suprimir las náuseas posteriores a una carrera; en muchos casos existirán otros problemas de fondo que estarán causando estos síntomas. Algunos medicamentos, los padecimientos gastrointestinales y los problemas de equilibrio pueden presentar náuseas como síntoma o efecto secundario. Si tomas medicamentos controlados, consulta a tu médico para asegurarse de que las náuseas no son un efecto secundario y para descartar que correr sólo incrementa una sensación latente. Si no estás tomando medicamentos y sientes náuseas constantemente a pesar de tomar medidas preventivas, consulta al médico para eliminar la opción de un trastorno gastrointestinal o de otro tipo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles