Causas de uñas amarillas

Escrito por ilse andersen | Traducido por sofia loffreda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Causas de uñas amarillas
El uso prolongado del pintauñas es una de las causas de uñas amarillas (foot, toes, sky image by Katrina Miller from Fotolia.com)

El pintauñas no es el único que cambia el color de las uñas. Su decoloración puede ser un indicador problemas de salud subyacentes o, simplemente, el resultado del procesos del envejecimiento. Las uñas pueden tornarse blancas, negras, marrones, azules, rojas y púrpuras, pero, a menudo, la decoloración es amarilla. Ésta tiene varias causas.

Otras personas están leyendo

Infección fúngica

Según la Academia de Dermatología Americana, una infección fúngica es la causa más común de las uñas amarillas, y afecta al 12% de los estadounidenses. Una infección de hongos en la uña, también llamada onicomicosis, puede comenzar con una pequeña mancha blanca o amarilla por debajo de la punta de la uña. De acuerdo la web de la Asociación Americana de Podiatría Médica, la infección puede esparcirse al resto de la uña, al lecho de la uña, y a la piel que la rodea.

El cambio del color puede ir acompañado de cambios en el grosor y en la calidad de la uña. Puede ser que la uña huela mal y el lecho se retraiga. Es posible que una persona tenga la infección durante años sin sentir dolor, pero puede empeorar con el tiempo. Eventualmente, las uñas de los dedos de los pies pueden ser difíciles de recortar, y resulta en dolor que hace difícil de usar calzado.

Desafortunadamente, estas infecciones son difíciles de tratar. La prevención es la mejor cura, por lo tanto, aquellos preocupados por el desarrollo de una infección fúngica deberían revisar sus uñas de signos de infección, y mantener sus pies y manos limpios y secos. Si piensas que puedes tener una infección, deberías hablar con tu médico. Existen medicamentos y tratamientos que los médicos pueden recetar, dependiendo de la gravedad de la infección.

El síndrome de las uñas amarillas

Según Cigna, el síndrome de las uñas amarillas (SUA) es inusual y se cree que es genético en ciertos casos. Está relacionado al linfedema, condición que afecta al sistema linfático y que causa la hinchazón de una o más extremidades. Los pacientes tienden a tener anomalías en las vías respiratorias. Además de la coloración amarillenta, las uñas de los que sufren de SUA a menudo carecen de cutícula, y crecen con lentitud. El Instituto Nacional de Salud MedlinePlus informó que las uñas también pueden estar flojas o separadas del lecho.

El SUA es más común en los adultos mayores. Las personas que creen que pueden tener linfedema necesitan un tratamiento médico que acompañe los problemas de los sistemas respiratorio y linfático linfáticos. Los cambios en las uñas son a menudo permanentes, según la Sociedad Dermatológica de Nueva Zelanda. La medicación oral y un tratamiento tópico de vitamina E han ayudado a controlar el síndrome en algunos casos.

La psoriasis

La psoriasis es un trastorno hereditario común de la piel. Los pacientes tienen la piel roja e irritada con algunos parches escamosos. Aproximadamente la mitad de todos los que sufren de psoriasis verá cambios en las uñas, mientras que alrededor del 10% de las personas con psoriasis presentan cambios visibles sólo en las uñas, según MedlinePlus del NIH. Si las uñas se ven afectadas por la psoriasis a menudo van a espesar y mostrar hoyos en la superficie. También aparecerán manchas de color amarillo-marrón o amarillo-rosado.

La diabetes

A menudo, las uñas de los diabéticos tienen un tono amarillento. Esta es una condición benigna, probablemente causada por una reacción de proteínas de glucosa en el cuerpo, según sugiere un estudio citado en el Libro de Texto Electrónico de Dermatología.

Envejecimiento

Las uñas pueden simplemente volverse amarillas debido al proceso de envejecimiento. A medida que la persona envejece, sus uñas se vuelven más frágiles. Las uñas de los pies, en particular, se endurecen y espesan, llegando a ser opacas o de amarillo pálido.

El uso del esmalte de uñas

El uso frecuente del esmalte de uñas, sin darles la oportunidad de recuperarse, puede conducir a la fragilidad y la decoloración de las mismas. Los esmaltes, especialmente los rojos, pueden hacer que las uñas se pongan amarillas, según Cosmopolitan.com. Para evitar cambios en el color, utiliza siempre una base protectora antes de pintar las uñas, y evita el uso prolongado del esmalte de uñas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles