Causas de un crecimiento fetal lento durante el tercer trimestre

Escrito por sharon perkins | Traducido por nieves fragola
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Causas de un crecimiento fetal lento durante el tercer trimestre
Los bebés que crecen lentamente en la última parte del embarazo pueden tener problemas de salud a largo plazo. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Un feto en el útero se desarrolla sobre un calendario específico, en el que el tercer trimestre está dedicado principalmente al aumento de peso (visita la introducción en la referencia 3). Según la Universidad de California en San Francisco, en el 3 al 10 por ciento de los embarazos, el crecimiento fetal se retrasa en los últimos meses, lo cual es una afección conocida como retraso o restricción del crecimiento intrauterino, a menudo abreviado como RCIU. El RCIU aumenta el riesgo de muerte antes o en el momento del nacimiento de cuatro a ocho veces, y el 50 por ciento de quienes sobreviven tienen algunos problemas de salud. (visita la referencia 1). Existen tanto factores maternos, como fetales y placentarios que causan RCIU.

Otras personas están leyendo

Factores maternos

La principal causa materna de RCIU es la presión arterial alta, lo que genera alrededor de un tercio de todos los casos de RCIU, afirma la Universidad de las Naciones Unidas (referencia 3, trastornos maternos). Otros factores maternos asociados con RCIU incluyen la enfermedad renal, con alrededor del 9 por ciento de los bebés nacidos de madres con enfermedad renal presentando RCIU, diabetes, enfermedad pulmonar o cardíaca. El consumo de cigarrillos durante el embarazo después de 16 semanas de gestación también incrementa el riesgo de RCIU (referencia 3) y dicho riesgo aumenta cuanto más fuma una madre. El consumo de alcohol en cantidades muy inferiores a las asociadas con el síndrome de alcoholismo fetal y el uso de opiáceos durante el embarazo también pueden causar RCIU. Una mala alimentación, un bajo peso y el aumento del peso materno también están asociados al RCIU, además de una edad materna joven, la pobreza, un embarazo reciente y un número elevado de nacimientos anteriores.

Factores placentarios

La placenta provee nutrientes al feto y elimina los productos de desecho, por lo que las enfermedades que interfieren con su funcionamiento, tales como la presión arterial alta, la diabetes y la enfermedad renal pueden causar RCIU. De acuerdo con el Hospital de Niños Lucile Packard en Stanford, otras causas de la disminución del flujo sanguíneo incluyen una placenta que se implanta demasiado baja en la pared uterina, conocido como placenta previa, un desprendimiento placentario, donde una parte o la totalidad de la placenta se separa prematuramente de la pared uterina y una infección. Las malformaciones uterinas también pueden afectar la implantación placentaria y derivar en RCIU (visita la referencia 1).

Factores fetales

Las anomalías genéticas y los defectos cromosómicos pueden provocar RCIU. La exposición fetal a las infecciones TORCH, que incluyen la toxoplasmosis, la rubéola, el citomegalovirus y el herpes simple o varicela -el virus que causa la varicela- puede derivar en RCIU. Las infecciones prenatales a menudo tienen un pronóstico desalentador a largo plazo, según advierte la Universidad de California en San Francisco. Los embarazos múltiples también aumentan el riesgo de RCIU; los gemelos idénticos que comparten la placenta desarrollan el síndrome de transfusión de gemelo a gemelo, en el que un gemelo recibe demasiado suministro de sangre y el otro recibe demasiado poco, desarrollando RCIU. El síndrome de transfusión de gemelo a gemelo afecta de un 10 a un 15 por ciento de estos embarazos, observa la Universidad de California en San Diego.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles